Los combatientes kurdos de Siria oponían resistencia este martes a las fuerzas turcas y sus aliados que tratan de tomar una ciudad clave en la frontera, indicó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Las fuerzas de Turquía lanzaron el 9 de octubre una ofensiva en el norte de Siria, en guerra contra las Unidades de Protección Popular (YPG), una milicia kurda considerada "terrorista", y desde entonces han tomado el control de una franja fronteriza de más de 100 km.

Los combatientes turcos entraron en la ciudad fronteriza de Ras al Aín y ahora intentan tomarla completamente.

Las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), una coalición kurdo-árabe controlada por las YPG, "lanzaron en la noche un contraataque masivo contra las fuerzas turcas y sus aliados sirios cerca de Ras al Aín ", dijo el OSDH, que tiene una extensa red de fuentes en el país.

Según la oenegé, las FDS lograron frenar el progreso de las fuerzas turcas gracias a "fortificaciones, redes de túneles (subterráneos) y (...) refuerzos".

Un corresponsal de la AFP en la región confirmó que el martes seguían los enfrentamientos alrededor de la ciudad.

En siete días, la ofensiva dejó 70 civiles y 135 combatientes kurdos muertos, según el Observatorio, que también reportó que en los enfrentamientos murieron 120 combatientes proturcos. Unas 160.000 personas han sido desplazadas, de acuerdo con la ONU.

Según el OSDH, más al oeste hubo enfrentamientos durante la noche alrededor de Manbij entre combatientes proturcos y fuerzas del consejo militar de la ciudad, bajo administración kurda.

Los combates en Manbij se registran luego de que el régimen sirio anunciara el envío de tropas a la ciudad en virtud de un acuerdo concertado el domingo con los kurdos para contener la ofensiva turca.

Las tropas del régimen también se encuentran al sur de Ras al Aín.

Turquía desea crear una "zona de seguridad" de 32 km a lo largo de su frontera para mantener a las fuerzas kurdas a distancia y repatriar una parte de los 3,6 millones de refugiados sirios que están en su territorio.

Estados Unidos, aliado hasta ahora de Turquía, anunció el domingo el retiro de 1.000 soldados del noreste de Siria, abriendo la vía a la operación turca.

La ofensiva turca abrió un nuevo frente en el conflicto en Siria, donde intervienen actores regionales e internacionales, y que ha dejado desde 2011 más de 370.000 muertos y provocado la huida de millones de personas.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes