Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El exempleado de HSBC Hervé Falciani, que publicó documentos de evasores fiscales con el banco, en una rueda de prensa en la localidad francesa de Divonne-les-Bains, el 28 de octubre de 2015, días antes del inicio del juicio contra él en Suiza

(afp_tickers)

El juicio del franco-italiano Hervé Falciani, un exempleado del servicio informático del banco HSBC de Suiza que reveló una lista de evasores fiscales, comenzó el lunes en la localidad suiza de Bellinzona, en ausencia del acusado.

Falciani ya había anunciado no se presentaría ante el Tribunal Penal Federal (TPF).

La corte de asuntos penales de la TPF constató a las 08h10 locales la su ausencia, según la agencia suiza ATS. Luego interrumpió brevemente la audiencia e inició un procedimiento para juzgarlo en rebeldía.

Hervé Falciani está acusado de espionaje económico, robo de datos y violación del secreto comercial y bancario, todos ellos cargos pasibles de penas de cárcel.

El martes el tribunal escuchará a los policías que hicieron la investigación y a empleados del banco HSBC, cuya sede suiza se encuentra en Ginebra.

También está citada a declarar una amiga íntima de Falciani, la libanesa Georgina Mikhael, empleada del banco, que actualmente reside en el Líbano. Después de la declaración de los testigos intervendrá la fiscalía.

La defensa, representada por un abogado de oficio, y las partes civiles podrían expresarse el jueves o, según el ritmo del juicio, a comienzos de la próxima semana.

Las revelaciones de Falciani dieron lugar al llamado caso Swissleaks sobre el papel que el banco habría tenido en expatriar fortunas ilegalmente hacia Suiza.

En junio, el HSBC pagó una multa de 40 millones de francos suizos (36,7 millones de euros), poniendo fin a un proceso por blanqueo de dinero iniciado por las autoridades suizas.

Falciani, que en 2008, tras ser interrogado por la policía de Ginebra se fue de Suiza, vive actualmente en Francia, de donde no puede ser extraditado.

La semana pasada, en una rueda de prensa en la ciudad francesa de Divonne-les-Bains, fronteriza con Suiza, reiteró que no se iba a presentar al juicio porque no se daban las condiciones para un proceso "justo y equitativo".

El 12 de octubre pasado, ante la ausencia del acusado, el tribunal había aplazado el juicio para el 2 de noviembre.

AFP