Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El vicepresidente de la Comisión Europea, Jyrki Katainen, durante un debate en el Ejecutivo Europeo, el 8 de junio de 2016 en el Parlamento Europeo, en Estrasburgo

(afp_tickers)

La Comisión Europea decidirá este miércoles si multa a España y Portugal por haber fallado en limitar sus déficit presupuestarios, un tipo de sanción sin precedentes en un continente golpeado por un creciente sentimiento aislacionista y nacionalista.

Las normas de la UE fijan un máximo de 3% del PIB para el déficit fiscal de los países de la Eurozona. España tuvo en 2015 un quebranto de 5,1%, mientras que en Portugal fue de 4,4%, luego de haber alcanzado el equivalente a 10 puntos de la riqueza nacional en 2010.

Las multas por no respetar los deficits autorizados pueden llegar hasta un 0,2% del PIB del país en cuestión. Es decir que España enfrenta una multa máxima potencial de 2.200 millones de euros y Portugal una de 360 millones.

Sin embargo en un continente aun bajo conmoción luego del referendum por el cual los británicos decidieron divorciarse del proceso integrador, y frente al creciente aislacionismo en muchos países, se multiplican los indicios de de que los 28 comisarios de la UE que deberán decidir el tema podrían optar por la clemencia.

Ya hace dos semanas el comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici --encargado del expediente junto con uno de los vicepresidentes de la Comisión, Valdis Dombrovkis-- se mostró favorable a sanciones reducidas, sino nulas.

"Si España y Portugal nos dan buenas garantías debemos ser capaces de reducir a cero las sanciones" había dicho el francés Moscovici.

La Comisión Europea está entre dos fuegos: por un lado los defensores de la ortodoxia presupuestaria, con Alemania y Holanda a la cabeza, y por el otro los países que abogan por una mayor flexibilidad con las naciones del sur Europeo a la cabeza.

El diario alemán Handelsblatt, dijo que el finlandés Jyrki Katainen (Uno de los vicepresidentes de la comisión) y la comisaria de Comercio, Cecilia Malmström, se inclinan por una multa de 01% del PIB.

Pero la Comisión se mantiene hermética frente a los rumores de clemencia. "Sean pacientes. Estamos a solamente horas de una decisión" dijo el martes a los periodistas el vocero de la comisión, Margaritis Schinas.

- Decisión por consenso -

La decisión del colegio de 28 comisarios debe tomarse por consenso. "El colegio dispone de una autonomía de decisión que depende de las recomendaciones de los comisarios encargados del caso" explicó Schinas.

En caso que la comisión retiene una proposición de multas, esta pasa a continuación a los ministros de los 19 países de la zona euro.

Los comisarios se reunirán durante la mañana del miércoles y también deben evaluar la suspensión parcial o total del envío de fondos estructurales europeos a España y Portugal.

Los fondos estructurales son utilizados para proyectos que tienen a reducir las desigualdades entre las diferentes regiones de Europa y tanto España como Portugal son importantes utilizadores debido a que tienen en sus territorios regiones con fuertes retrasos relativos.

Pero la Comisión para evaluar una eventual suspensión de esos fondos "va a utilizar todos los criterios disponibles definidos en la reglamentación, incluyendo los factores socioeconómicos que afectan a los Estados miembros" explicó recientemente Katainen, dando a entender que en aras de reducir el impacto sobre la población, se tomarían en cuenta indices como por ejemplo el del desempleo, que en España y Portugal es muy superior al promedio de la zona Euro.

Este tipo de penalización, sin embargo, tomaría tiempo ya que debe ser acordada con el Parlamento Europeo, lo que posterga cualquier decisión hasta el final de las vacaciones estivales, en septiembre.

Entretanto Lisboa y Madrid dan batalla de opinión pregonando que no deben ser sancionados

"No existe justificación para aplicar sanciones por haber excedido el limite de déficit en 2015, si la misma Comisión Europea había reconocido que no se alcanzaría el objetivo" de un déficit inferior al 3% del PIB, sostuvo el sábado el primer ministro portugués Antonio Costa

Es "lógico pensar que no habrá multas contra España", opinó el fin de semana el ministro de economía Luis de Guindos argumentando que el país exhibe una de las mejores tasas de crecimiento económico de la zona euro y un buen ritmo de creación de empleos. Ambos indicadores permiten abrigar esperanzas de que Madrid podrá licuar su déficit medido en puntos de actividad económica.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP