Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una mujer enciende una vela frente a la embajada francesa durante una vigilia en tributo a las víctimas de los ataques mortales en París, el 14 de noviembre de 2015, en Ottawa, Canadá.

(afp_tickers)

La comunidad internacional condenó con firmeza los múltiples atentados terroristas perpetrados en París este viernes que dejaron más de 100 muertos y obligaron al presidente francés, François Hollande, a decretar el estado de emergencia.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, condenó los ataques, a los que consideró un atentado "contra toda la humanidad" y una "vil tentativa de aterrorizar a civiles inocentes".

París "representa los valores atemporales del progreso humano. Aquellos que piensan que pueden aterrorizar a los franceses, a los valores que representan están equivocados", añadió Obama, quien se mostró dispuesto a ayudar a "su más antiguo aliado".

Por su parte, la precandidata demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton, dijo durante el debate entre los precandidatos de ese partido que "tenemos que decidirnos a unir a todo el mundo para arrancar de raíz la ideología radical yihadista, que motiva a organizaciones como el Estado Islámico".

En la misma línea, el presidente ruso, Vladimir Putin, expresó su pésame y la solidaridad de Rusia al presidente y al conjunto del pueblo francés, así como su disposición a ayudar en la investigación de estos "crímenes terroristas".

"La tragedia de París nos insta a unirnos en la lucha contra el extremismo y a aportar una respuesta fuerte a las acciones de los terroristas", añadió el primer ministro ruso Dimitri Medvedev.

"El terrorismo es el enemigo de toda la humanidad y China apoya firmemente a Francia en sus esfuerzos (...) por combatir el terrorismo", dijo Hong Lei, portavoz del ministerio de Exteriores chino.

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, denunció el viernes los "ataques terroristas despreciables" en París.

- Europa, "alcanzada en el corazón" -

Desde Berlín a Madrid, los gobiernos europeos mostraron su pésame y su "solidaridad" con Francia.

"Pienso en las víctimas, en los heridos, en los servicios de emergencia. Confío en las autoridades y en el pueblo francés para superar juntos esta nueva prueba", afirmó el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk.

"En estos momentos, mis pensamientos van hacia las víctimas de estos ataques evidentemente terroristas, para sus allegados y para todos los habitantes de París", declaró la jefa del gobierno alemán, Angela Merkel.

"Nuestros pensamientos y oraciones están dirigidos a los franceses. Haremos lo que podamos para ayudar", escribió el primer ministro británico, David Cameron, en la red social Twitter.

El jefe del gobierno español, Mariano Rajoy, expresó por teléfono al primer ministro francés, Manuel Valls, la "solidaridad" de su país, mientras su par italiano, Matteo Renzi, saludó a sus "hermanos franceses".

En Madrid y en Lisboa centenares de personas observaron un minuto de silencio y cantaron La Marsellesa.

En Oriente Medio, el ministro saudita de Relaciones Exteriores, Adel al Jubeir, consideró que los ataques eran "una violación de toda ética, toda moral y toda religión".

El presidente iraní, Hasan Rohani, tildó lo ocurrido de "crímenes de lesa humanidad", y aplazó su viaje previsto a Italia y Francia.

Su homólogo palestino, Mahmud Abas, insistió en la "necesidad para la comunidad internacional de unirse para afrontar esos graves ataques terroristas que contribuyen al aumento de las tensiones en todas partes".

El gran imán de la mezquita de Al Azhar de El Cairo, la principal institución del islam sunita, calificó este sábado los ataques de "odiosos".

- Latinoamérica repudia atentados -

En Latinoamérica, los mandatarios de Bolivia, Brasil, Colombia, México, Perú y Venezuela fueron los primeros en reaccionar.

"Consternada por la barbarie terrorista, expreso mi repudio a la violencia y manifiesto mi solidaridad al pueblo y al gobierno francés", lamentó la brasileña Dilma Rousseff, mientras en Río de Janeiro el icónico Cristo Redentor que preside el relieve de la ciudad se iluminó con los colores de la bandera francesa.

"Condenamos esta forma, verdaderamente, de barbarie y de desastre que ha dejado en un país hermano como Francia", dijo el mexicano Enrique Peña Nieto durante una escala en Canadá rumbo a la cumbre del G20 en Turquía.

En Twitter el peruano Ollanta Humala aseguró que su gobierno "extiende su solidaridad al pueblo francés y a su Pdte @fhollande".

El venezolano Nicolás Maduro también condenó los "actos terroristas" y expresó su "apoyo al gobierno".

En Bolivia, el presidente Evo Morales manifestó su "repudio total ante el horror desatado en París", al tiempo que el colombiano Juan Manuel Santos rechazó "de la manera más enfática estos hechos de terrorismo deliberados contra la población civil".

Ecuador calificó de "deleznables" los ataques, mientras Chile manifestó "sentidas condolencias a los deudos" ante este "ataque artero dirigido contra civiles inocentes".

El presidente cubano, Raúl Castro, extendió sus "más sentidas condolencias" al pueblo y gobierno francés, mientras Panamá pidió "unidad" para acabar "con la barbarie".

En Argentina, los candidatos que se enfrentarán el 22 de noviembre en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, Mauricio Macri y Daniel Scioli, suspendieron este sábado sus actividades de campaña.

"Uruguay reitera, una vez más, que las respuestas a este flagelo internacional deben ser enérgicas, coordinadas y en el marco del Derecho Internacional", afirmó el gobierno de ese país en un comunicado.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, expresó por su lado "dolor e indignación" por los atentados.

En Nueva York, la Ópera, bajo la dirección del español Plácido Domingo, interpretó La Marsellesa antes de iniciar la "Tosca" de Puccini. El himno francés fue cantado también por miles de franceses residentes en Nueva York y Washington, a quienes se sumaron ciudadanos estadounidenses.

AFP