La justicia rusa condenó este martes a 14 años de prisión a un jubilado noruego acusado de haber recabado información sobre submarinos nucleares rusos, en un caso de espionaje que provocó tensiones entre Rusia y Noruega.

Frode Berg, de 63 años, que había trabajado para una agencia del gobierno noruego encargada de supervisar el acuerdo fronterizo entre Noruega y Rusia, fue juzgado a puerta cerrada en Moscú tras haber sido detenido en diciembre de 2017.

"La investigación afirma que los servicios de inteligencia noruegos intentaron obtener informaciones clasificadas sobre los submarinos rusos y que Berg estaba implicado", explicó a los periodistas el martes, antes del veredicto, su abogado, Ilia Novikov.

"Tiene 63 años y teniendo en cuenta las condiciones en las prisiones rusas es una pena de prisión de por vida", añadió.

Berge admitió haber ayudado varias veces a los servicios noruegos como mensajero pero asegura que no conocía el contenido de la información y que "no había entendido que se trataba de intentos de espionaje noruego", indicó en abril su abogado noruego, Brynjulf Risnes.

La detención de Berg provocó tensiones entre Rusia y Noruega, dos países que comparten une pequeña frontera y tienen en general buenas relaciones.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes