Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Zaur Dadayev, uno de los cinco acusados de organizar y realizar el asesinato del opositor ruso Boris Nemtsov, antes de escuchar su sentencia en la corte militar de Moscú, el 13 de julio de 2017

(afp_tickers)

Los cinco chechenos declarados culpables del asesinato, en febrero de 2015, del opositor ruso Boris Nemtsov fueron condenados este jueves a penas de entre 11 y 20 años de prisión por un tribunal de Moscú, en un juicio que no esclareció quién fue el autor intelectual del crimen.

Zaur Dadayev, que disparó cuatro balas contra Nemtsov, fue condenado a 20 años de prisión, y los otros cuatro acusados, todos procedentes de las repúblicas musulmanas de Chechenia e Ingushia, cumplirán penas de entre 11 y 19 años.

Las penas son de "régimen severo", es decir con menos paseos y visitas de familiares que en régimen ordinario. Todos deberán pagar además una multa de 100.000 rupias (1.450 euros), y Dadayev, exmilitar ruso, fue degradado y le retiraron su medalla al Valor.

Los acusados sonreían y conversaban entre ellos cuando el juez anunció su veredicto, mientras que algunos de sus familiares, presentes en la sala, lloraban.

Uno de los acusados, Temirlan Eskerjanov, escribió la palabra "mentira" en el vaho que cubría el cristal de la cabina donde estaban sentados los condenados.

Los cinco, que siempre defendieron su inocencia, habían sido declarados culpables el 28 de junio tras un juicio penal que no había dictaminado sus penas de prisión.

El juicio de Dadayev, Shadid y Anzor Gubachev, Eskerjanov y Jamzat Bajayev por el asesinato de Nemtsov, uno de los principales opositores al presidente Vladimir Putin, en el centro de Moscú, había comenzado en octubre de 2016.

Según el comité de investigación, una institución judicial que se encarga de los principales casos criminales, los acusados recibieron en septiembre de 2014 una recompensa de 15 millones de rupias -más de 200.000 euros actuales- para cometer el asesinato.

La justicia sigue buscando a un sexto hombre, también checheno, Ruslan Mujudinov, identificado en diciembre de 2015 como el presunto autor intelectual del crimen.

- Chechenia -

Algunos familiares de Nemtsov acusan sin embargo al entorno del presidente checheno, Ramzan Kadirov, incluso a él mismo, de ser el responsable del asesinato.

Cuando los cinco acusados fueron declarados culpables, el abogado de la familia Nemtsov calificó de "fiasco total" la investigación sobre el crimen.

"Ningún veredicto será satisfactorio porque no hará regresar a Boris. Pero, en cierto sentido, puede que la justicia haya triunfado", declaró a los periodistas Ilia Iachin, uno de los principales aliados de Nemtsov, que consideró no obstante que es "imposible cerrar el caso mientras no se detenga al instigador".

Tras ser gobernador de la región de Nizhni Novgorod, quinta ciudad de Rusia situada a 400 km al este de Moscú, Nemtsov entró en el gobierno ruso en 1997, encarnando a la generación de jóvenes ministros reformistas de la Rusia postsoviética.

Entre marzo de 1997 y agosto de 1998, ocupó el cargo de viceprimer ministro de Energía y Monopolios, lo cual causó que, tras la llegada de Vladimir Putin al poder en el año 2000, se le acusara de tener vínculos con los oligarcas que aprovecharon la ola de privatizaciones de los años 1990 para enriquecerse.

Durante las protestas de los años 2011 y 2012, se impuso como uno de los líderes de la oposición liberal. Copresidente del partido opositor RPR-Parnas, Nemtsov fue elegido en 2013 diputado en el Parlamento de Iaroslavl, localidad a 200 km al norte de Moscú.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP