Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un pantalla de una estación de tren de Seúl exhibe cobertura sobre el lanzamiento de un cohete norcoreano, el 22 de junio de 2016

(afp_tickers)

El embajador francés adjunto ante la ONU, Alexis Lamek, cuyo país preside el Consejo de Seguridad, afirmó el miércoles que había "una gran convergencia de puntos de vista" entre los 15 miembros para condenar el reciente lanzamiento de misiles por Corea del Norte.

Los Estados miembro estimaron por unanimidad que los lanzamientos "violan todas las resoluciones del Consejo de Seguridad", declaró el diplomático a la salida de la reunión a puerta cerrada.

Una declaración formal del Consejo "está siendo discutida entre los países miembros y debería retomar ese mensaje de firmeza hacia el régimen" de Pyongyang, agregó Lamek, quien dijo que la adopción del texto era "cuestión de días".

Antes, el embajador francés ante la ONU, Francois Delattre, había declarado que los lanzamientos eran "una violación flagrante e inaceptable de las resoluciones del Consejo de Seguridad".

El Consejo inició la tarde de este miércoles consultas a puertas cerradas tras el lanzamiento unas horas antes de misiles balísticos por parte de Pyongyang.

Delattre pidió una "reacción firme y rápida" del organismo que preside.

Al ingresar a la sala del Consejo, la embajadora estadounidense Samantha Power dijo que esperaba "una condena rápida y unida" de lo que calificó de "desafío" de Corea del Norte.

Unas horas antes de la reunión, el embajador francés esperaba que el Consejo publique una declaración unánime de sus 15 miembros condenando el lanzamiento, como lo ha hecho anteriormente.

La puesta a punto de esta declaración podría, sin embargo, tomar algunas horas, hasta días incluso: el tiempo que llevará a los miembros del Consejo de consultar con sus capitales, en particular en el caso de China, la única aliada de Pyongyang, dijeron diplomáticos.

Delattre calificó el programa balístico norcoreano como "una grave amenaza para la paz y la seguridad regional e internacional".

"Enfrentados a un riesgo de proliferación, consideramos que la debilidad no es una opción", sostuvo.

Corea del Norte ensayó el miércoles dos misiles de medio alcance, uno de los cuales recorrió 400 kilómetros, según el ministerio surcoreano de Defensa.

Varias resoluciones del Consejo de Seguridad prohibían a Corea del Norte toda actividad nuclear o balística.

Los misiles lanzados serían de tipo Musudan, con un alcance de entre 2.500 y 4.000 kilómetros y por tanto capaces de golpear las bases estadounidenses de la isla de Guam, en el Pacífico, además de Corea del Sur y Japón.

La situación se ha degradado especialmente en la península coreana desde el cuarto ensayo nuclear norcoreano a comienzos de enero. A éste le siguió en febrero el lanzamiento de un cohete, considerado como un ensayo disfrazado de un misil de largo alcance.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP