Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Efectivos sanitarios ucranianos junto a un carro blindado en la localidad de Avdiivka, en Donetsk, el 30 de enero de 2017

(afp_tickers)

El Consejo de Seguridad de la ONU pidió este martes que se reanude de inmediato el cese al fuego en Ucrania, después de tres días de enfrentamientos que han dejado al menos 13 muertos.

El organismo de la ONU aprobó una declaración redactada por Ucrania -miembro no permanente- y que no despertó objeciones de Rusia, tras una reunión a puertas cerradas para discutir la escalada de violencia.

Los miembros del Consejo "expresaron profundas preocupaciones sobre el peligroso deterioro de la situación en el este de Ucrania y su severo impacto en la población civil".

Los enfrentamientos ocurrieron en la ciudad industrial de Avdiivka, una zona controlada por tropas de Kiev, donde al menos 20.000 residentes se quedaron sin electricidad.

"Los miembros del Consejo de Seguridad instan al retorno inmediato al régimen de cese al fuego", señala la declaración.

En esta ocasión Rusia, miembro permanente del Consejo, no objetó el borrador de declaración ucraniana, pese a que en el pasado las ha bloqueado sistemáticamente.

El embajador ucraniano en la ONU, Volodymyr Yelchenko, indicó a periodistas que la violencia en el este de Ucrania "puede ser calificada como crímenes de guerra, una abrupta violación a la Convención de Ginebra".

Los combates entre el ejército ucraniano y los rebeldes prorrusos continuaban el martes cerca de la ciudad industrial de Avdiïvka en el este de Ucrania

La situación en Ucrania será discutida de nuevo el jueves, cuando el secretario general adjunto para Asuntos Políticos, Jeffrey Feltman y el jefe de las operaciones humanitarias de la ONU, Stephen O'Brien, presenten un reporte ante el Consejo.

Desde 2014 la guerra ha dejado cerca de 10.000 muertos, más de la mitad víctimas civiles.

AFP