Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El líder de los conservadores de Justicia y Desarrollo (PiS), Jaroslaw Kaczynski, y su candidata a primera ministra polaca, Beata Szydlo, celebrando su victoria electoral en Varsovia, el 25 de octubre de 2015

(afp_tickers)

Los conservadores católicos del partido euroescéptico polaco Derecho y Justicia (PiS) ganaron las elecciones legislativas del domingo al obtener el 37,58% de los votos, anunció este lunes la comisión electoral.

La comisión precisó que comunicará el martes el número de escaños obtenidos por el partido de Jaroslaw Kaczynski, pero de acuerdo a las proyecciones realizadas el domingo por un instituto de encuestas, este resultado le garantizaría la mayoría absoluta parlamentaria.

No obstante, según un experto citado por la televisión pública TVP Info, el profesor Norbert Maliszewski, el PiS obtendría 230 diputados, la mitad de los 460 escaños de la cámara baja.

Pero, si obtiene la mayoría absoluta, el PiS se convertiría en el primer partido político capaz de formar un gobierno y gobernar solo desde la caída del régimen comunista en Polonia en 1989. Contaría además con el apoyo del presidente Andrzej Duda, electo en mayo con su apoyo.

Por su parte, los liberales centristas de la Plataforma Cívica (PO) de la primera ministra saliente, Ewa Kopacz, obtuvieron el 24,09% de los votos y el movimiento antisistema del rockero Pawel Kukiz fue tercero, con el 8,81%, indicó la comisión.

En cuanto a la izquierda, representada por dos formaciones diferentes, quedó eliminada por primera vez desde la caída del régimen comunista en 1989 del futuro parlamento, al no haber alcanzado el umbral mínimo para estar representada.

Apenas la comisión electoral nacional anuncie el martes los resultados definitivos, el presidente de la República tendrá que fijar la fecha de la primera sesión del nuevo parlamento, que tendrá lugar a más tardar el 24 de noviembre.

Durante esta sesión, el primer ministro saliente presentará su dimisión y el presidente designará a la persona encargada de formar el nuevo gobierno.

AFP