Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El emisario especial de la ONU en Siria, Staffan de Mistura, en la rueda de prensa del 25 de enero de 2016 en Ginebra, Suiza, donde informó sobre las conversaciones de paz convocadas para el viernes

(afp_tickers)

Las negociaciones de paz en Siria entre la oposición y el gobierno de Damasco, bajo la égida de Naciones Unidas, comenzarán el próximo viernes en Ginebra y podrían extenderse durante seis meses.

"Las invitaciones serán enviadas mañana martes, y las conversaciones comenzarán el 29 de enero", declaró el lunes a la prensa el enviado especial de la ONU, Staffan de Mistura, que explicó que el retraso de cuatro días se debió a diferencias sobre la composición de las delegaciones.

El mediador de la ONU enfrenta desde hace varias semanas la presión del secretario de Estado norteamericano John Kerry y de su homólogo ruso, Serguei Lavrov, para iniciar las discusiones lo antes posible.

Según la hoja de ruta marcada en diciembre por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, los representantes de ambos bandos analizarán un cese el fuego, la conformación de un gobierno de transición en los próximos seis meses y la celebración de elecciones en 18 meses más.

"No va a haber ceremonia de apertura", indicó Mistura. Los participantes van a discutir primero el "cese el fuego y el tema de la ayuda humanitaria", explicó el delegado de la ONU para Siria, que recordó que cada día perdido es un día perdido para el cese el fuego y la llegada de ayuda humanitaria.

Kerry declaró que en las últimas horas multiplicó las consultas con sus homólogos de Francia, Turquía, Rusia y Arabia Saudita, así como con Mistura, para "estar seguro que todo el mundo está en la misma página".

- La oposición bajo presión -

Varios grupos de oposición sirios conformaron desde el exilio en Riad una coalición amplia para que los represente en las negociaciones, pero la delegación excluye el principal partido kurdo y otras formaciones.

Mistura no aportó detalles sobre las personas que serán invitadas a Ginebra.

"Las consignas del Consejo de Seguridad de la ONU" sobre estas conversaciones es incluir al mayor número de personas, explicó el diplomático, que especificó que deseaba que hubiera más mujeres y representantes de la sociedad civil.

"No hay 'precondiciones' para venir a Ginebra", afirmó el diplomático.

El delegado kurdo Fuad Aliko dijo desde Riad que los representantes de la oposición se reunirán el martes para decidir si participan en las conversaciones de Ginebra, en un momento en el cual hay varios desacuerdos que aplazan el inicio de las conversaciones.

El principal escollo es la exigencia de la oposición para que se aplique el protocolo de Ginebra, que estipula la conformación de un "órgano gubernamental de transición" para suceder al régimen de Bashar al Asad.

Los rebeldes consideran que no es negociable la salida de Asad y también subsisten desacuerdos entre ellos sobre quién debe ser su representante.

La coalición que agrupa a los opositores nombró a Mohamed Alush, del grupo armado Jaish al Islam (Ejército del Islam, en árabe) como jefe negociador.

La elección fue cuestionada en el seno de la oposición pero también fue criticada por otros actores involucrados en el conflicto, como Rusia, que lleva a cabo ataques aéreos en apoyo a Asad.

Los esfuerzos para encontrar una solución negociada al conflicto en Siria se producen en un momento en que el director de Europol, Rob Wainwright, advirtió que el grupo Estado Islámico ha desarrollado nuevas capacidades de combate para llevar a cabo una campaña de ataques a gran escala con un foco particular en Europa.

La guerra en Siria, que se inició en 2011 tras la represión de una serie de manifestaciones pacíficas, ha dejado más de 260.000 muertos y ha obligado a millones de personas a abandonar sus hogares.

Al menos 23 personas más, la mayoría combatientes del grupo rebelde islamista Ahrar al Sham, murieron el lunes en un atentado con camión bomba en Alepo (norte), anunció el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Esta oenegé informó además de la muerte de un comandante de Ahrar al Sham y de once miembros de su familia en un bombardeo de la aviación rusa en una zona situada entre el oeste de la provincia de Alepo y el norte de Idleb.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP