Jeremy Corbyn, líder del Partido Laborista británico (oposición), denunció la "cultura del fraude fiscal" de las multinacionales, el sábado, en las inmediaciones de un centro Amazon de Sheffield, en el norte de Inglaterra.

"He venido a Amazon con un mensaje simple para las multinacionales: si ustedes venden productos en nuestro país, deben pagar impuestos en nuestro país y no tapar sus beneficios en paraísos fiscales", declaró en Twitter el jefe del os laboristas, en plena campaña de cara a las elecciones del 12 de diciembre.

Un portavoz de Amazon rechazó las acusaciones de evasión fiscal y las tachó de "falsas".

Antes de ese desplazamiento, el líder laborista declaró que "un gobierno laborista se ocupará de la cultura del fraude fiscal y de las trampas en los sueldos de muchas empresas multinacionales, qeu usan su poder y nuestras débiles leyes para estafar tanto al contribuyente como a sus empleados".

Corbyn quiere introducir una "tributación unitaria", que reportaría, según calcula, 6.300 millones de libras (7.300 millones de euros) en 2023-2024.

Este impuesto global unitario consiste en tasar el beneficio global de las empresas multinacionales y luego repartir ese beneficio en los países en las que las empresas tienen actividad.

Además, el laborista quiere aumentar el salario mínimo a 10 libras (11,65 euros) la hora, frente a las 8,21 libras actuales, y acabar con los contratos precarios que no garanticen un mínimo de horas.

Por su parte, el portavoz de Amazon subrayó que las leyes fiscales "están diseñadas para animar la inversión" y declaró que la compañía "invertía enormemente en la creación de empleos e infraestructuras por todo el Reino Unido: más de 18.000 millones de libras esterlinas desde 2010".

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes