Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Foto del 12 de noviembre de 2017 proporcionada por el Ministerio de Defensa de Corea del Sur en Seúl muestra a los buques estadounidenses USS Nimitz (I); USS Ronald Reagan (C) y USS Theodore Roosevelt (D) realizando maniobras con destructores surcoreanos en aguas del país asiático.

(afp_tickers)

Corea del Norte alertó el lunes en Naciones Unidas que el despliegue de tres portaviones estadounidenses, que realizan simulacros navales conjuntos con Corea del Sur, estaban alimentando las tensiones y podrían llevar a una guerra nuclear.

El embajador de Corea del Norte, Ja Song Nam, dijo en una carta dirigida al secretario General de la ONU, Antonio Guterres, que se trata de "la peor situación que ha prevalecido en y alrededor de la península de Corea".

El primer despliegue de tres portaviones desde 2007, "está haciendo imposible predecir cuando se pueda desatar una guerra nuclear debido a que el equipo nuclear de Estados Unidos" está tomando una "postura de ataque", escribió el embajador.

El ejercicio de cuatro días inició el sábado en el oeste del Pacífico, con los buques USS Ronald Reagan, USS Nimitz y USS Theodore Roosevelt y siete naves de Corea del Sur.

El embajador dijo que Estados Unidos ha reactivado las salidas de bombarderos estratégicos B-52 y está haciendo vuelos frecuentes con bombarderos B-1B y B-2 en el espacio aéreo de Corea del Sur.

"Los ejercicios de guerra nuclear a gran escala y los chantajes... hacen concluir que la opción que hemos tomado era la correcta y que deberíamos avanzar por ese camino hasta el final", escribió Ja.

Corea del Norte realizó su sexta prueba nuclear este año y ha probado una serie de misiles avanzados, incluidos misiles balísticos intercontinentales.

En respuesta, Estados Unidos encabeza la presión en el Consejo de Seguridad para imponer sanciones más duras a Pyongyang, tales como prohibir sus exportaciones para impedir que obtenga divisas y desarrolle su programa militar.

El embajador norcoreano acusó al Consejo de Seguridad de "hacerse de la vista gorda con los ejercicios de guerra nuclear de Estados Unidos, que está empeñado en llevar a la humanidad a un desastre catastrófico".

Los ejercicios llegan poco después de que el presidente Donald Trump visitara Tokio, Seúl y Pekín esta semana, donde el tema dominante fue cómo contrarrestar la amenaza nuclear de Pyongyang.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP