Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Corea del Norte lanzó múltiples proyectiles no identificados, que se presume son misiles tierra-mar

(afp_tickers)

Corea del Norte lanzó este jueves una andanada de misiles desde su costa este, según el Ministerio de Defensa surcoreano, en un aparente nuevo desafío de Pyongyang a la comunidad internacional.

"Corea del Norte disparó esta mañana desde las inmediaciones de Wonsan, provincia de Gangwon, varios proyectiles no identificados que se presume eran misiles de crucero tierra-mar", indicó el ministerio.

Los misiles de corto alcance volaron unos 200 kilómetros a una altitud de unos dos kilómetros antes de caer al mar de Japón, agregó el ministerio surcoreano.

En Tokio, el ministro de Exteriores japonés, Fumio Kishida, dijo que su país "nunca va a tolerar este tipo de provocaciones", antes de precisar que los misiles no cayeron en territorio de Japón ni constituyeron una amenaza para su seguridad.

La andanada "estaba destinada a exhibir su variedad de misiles y la precisión de la capacidad de fuego antibuques", indicó a la AFP el analista Lee Il-Woo del Korea Defence Network, precisando que se trata de misiles que por ser "mucho más lentos que los balísticos, pueden ser derribados por la defensa antiaérea".

Se trató de la quinta prueba de misiles por el régimen comunista en las últimas semanas en desafío a las sanciones de la ONU y las amenazas de Estados Unidos de una posible respuesta militar, así como desde la llegada al poder a principios de mayo del nuevo presidente surcoreano, Moon Jae-In.

"Lo único que ganará Corea del Norte con estas provocaciones es el aislamiento de la escena internacional y dificultades económicas", declaró Moon, citado por su portavoz. Seúl "no dará ningún paso atrás ni compromiso sobre el tema de la seguridad de la nación y del pueblo", agregó el presidente, que se había declarado favorable a una forma de diálogo con el Norte.

El Consejo de Seguridad de la ONU adoptó el viernes pasado una resolución propuesta por Estados Unidos que impuso nuevas sanciones contra responsables y entidades norcoreanas. En lo que va del año, Pyongyang realizó dos pruebas atómicas y decenas de lanzamientos de misiles.

El mes pasado, Corea del Norte había probado su misil balístico de mayor alcance, en su intento por desarrollar uno capaz de impactar con una ojiva nuclear el territorio continental de Estados Unidos, algo que según advirtió el presidente norteamericano Donald Trump "no sucederá".

- Desafío y descontento -

Según el profesor de la Universidad de Estudios Norcoreanos, Yang Moo-Jin, Pyongyang "ha ido incrementando las pruebas de misiles para proyectar al mundo la imagen de que las sanciones internacionales no pueden doblegarlos".

Además, al probar nuevos misiles antibuque "está manifestando su descontento por la llegada de un submarino nuclear" norteamericano a aguas surcoreanas, agregó a la AFP.

El USS Cheyenne, de 6.900 toneladas, cuyo puerto de amarre es Pearl Harbor, llegó el martes al puerto norcoreano de Busán. Dos portaaviones de EEUU con sus buques de escolta, desplegados en abril, realizaron esta semana maniobras militares en el Mar de Japón.

Una docena de buques estadounidenses participaron en estos ejercicios junto a dos naves japonesas, en una jornada de tres días que terminó el viernes pasado y que fue encabezada por los portaaviones Carl Vinson y Ronald Reagan.

Tras el ejercicio, el portaaviones Carl Vinson inició el camino de regreso a casa hacia el puerto de San Diego, California, mientras que el Ronald Reagan, que tiene su sede en Japón, permaneció en la región.

- Más sanciones de la ONU -

En meses recientes, EEUU ha dado pasos para mostrar su músculo militar, en respuesta a lo que ha sido visto como una agresiva demostración de fuerza por parte de Corea del Norte.

EEUU respondió además con un ensayo la semana pasada de su escudo antimisiles intercontinental. Por primera vez, un cohete interceptor basado en tierra fue lanzado desde California y destruyó un misil balístico intercontinental disparado desde el medio del Pacífico.

Por otra parte, el Consejo de Seguridad de la ONU impuso el viernes a pedido de Washington nuevas sanciones contra el jefe del espionaje, otros 13 altos funcionarios y cuatro empresas de Corea del Norte, congelando sus activos y prohibiéndoles viajar al extranjero.

Entre los nuevos agregados a la lista negra, se encuentra Cho Il-U, quien sería el jefe del espionaje extranjero del régimen de Kim Jong-Un.

Los otros 13 nombres incluyen altos funcionarios del Partido de los Trabajadores de Corea del Norte y jefes de empresas comerciales encargadas de asegurar las compras para los programas militares de Pyongyang.

La fuerza estratégica de cohetes del Ejército norcoreano, dos firmas comerciales y el Banco Koryo, vinculados a una oficina que administra las finanzas de Kim, también fueron afectados por una congelación de activos.

China, aliado de Pyongyang, respaldó las sanciones propuestas por EEUU pero renovó su llamado a abrir el diálogo para disuadir las tensiones en la península coreana.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP