Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La embajadora estadounidense en Naciones Unidas, Nikki Haley, con su homólogo chino, Liu Jieyi, antes de la reunión de urgencia de la ONU para hablar del último lanzamiento nuclear norcoreano, el 4 de septiembre de 2017 en Nueva York

(afp_tickers)

Corea del Norte podría estar preparando un nuevo lanzamiento de misil, aseguró este lunes el ministerio de Defensa surcoreano, un día después de que Pyongyang realizara un "exitoso" ensayo nuclear y anunciara poseer una bomba H.

Indicios de que Corea del Norte "prepara un nuevo disparo de misil balístico han sido detectados constantemente desde el ensayo del domingo", declaró el ministerio.

El ministro de Defensa surcoreano, Song Young-Moo, afirmó además que su país cree que Corea del Norte ha miniaturizado con éxito un arma nuclear para que quepa en una ojiva.

"Creemos que entra en un misil balístico intercontinental", dijo el ministro a los diputados en el Parlamento al día siguiente del ensayo nuclear norcoreano.

El Consejo de Seguridad de la ONU inició una reunión de emergencia para dar una respuesta al sexto ensayo nuclear norcoreano, ante llamados a aplicar nuevas y duras sanciones contra Pyongyang.

Japón urgió a acordar un proyecto de resolución de nuevas sanciones para castigar a Corea del Norte. Estados Unidos, en tanto, instó a aprobar "medidas lo más fuertes posible".

"No podemos perder más tiempo", dijo el embajador nipón Koro Bessho a los periodistas antes de la reunión de urgencia del Consejo a pedido de Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, Japón y Corea del Sur.

"Necesitamos que Corea del Norte sienta la presión; que si siguen por este camino habrá consecuencias", agregó. "Debemos trabajar juntos hacia una nueva resolución".

"Solamente sanciones fuertes nos permitirán resolver este problema a través de la diplomacia", dijo la embajadora estadounidense Nikki Haley durante la reunión del Consejo.

El embajador francés ante la ONU, François Delattre, también destacó que "la amenaza pasó de ser regional a global", por lo que es necesario que el Consejo de Seguridad actúe.

El secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, condenó un ensayo nuclear de Corea del Norte, al que calificó de "profundamente desestabilizador" para la seguridad regional y llamó nuevamente a Pyongyang a detener esas acciones.

El ministerio de Defensa surcorano anunció que Seúl y Washington reforzarán el escudo de defensas antimisiles THAAD ya desplegado en Corea del Sur.

"Muy pronto se desplegarán temporalmente cuatro lanzadores restantes tras consultas entre Corea del Sur y Estados Unidos para contrarrestar las crecientes amenazas nucleares y de misiles procedentes del Norte", afirmó el ministerio surcoreano.

Este anuncio se produce horas después de que Corea del Sur llevara a cabo en la madrugada de este lunes un ejercicio con misiles balísticos en respuesta al ensayo nuclear norcoreano del domingo.

En ese entrenamiento se utilizaron "misiles balísticos surcoreanos de tipo Hyunmoo y aviones caza F-15K".

El alcance de los blancos simulados fue equivalente a la distancia del sitio de ensayos nucleares norcoreano Punggye-ri en el noreste del país.

En unas fotografías divulgadas por Seúl se ven los misiles Hyunmoo elevarse hacia el cielo, en la pálida luz de la madrugada, desde una rampa de lanzamiento en la costa este del país.

- Triple que la bomba de Hiroshima -

Según Corea del Norte, el sexto ensayo nuclear norcoreano del domingo fue una bomba de hidrógeno, el ensayo nuclear más potente de Pyongyang, que ya aseguró que es suficientemente pequeña como para ser montada en un misil intercontinental.

En julio, Corea del Norte llevó a cabo dos ensayos exitosos de un misil balístico intercontinental (ICBM), que pondrían al territorio estadounidense al alcance de un ataque norcoreano.

Según Seúl, la potencia de la explosión del ensayo nuclear norcoreano está estimada en 50 kilotones, cinco veces más que la última prueba nuclear realizada por Pyongyang en septiembre del año pasado y tres veces más que la bomba estadounidense que destruyó la ciudad japonesa de Hiroshima en 1945.

Un responsable del ministerio surcoreano de Defensa no confirmó sin embargo si se trató de una bomba de hidrógeno y afirmó únicamente que se trataría de "una variedad de material nuclear".

- Condena unánime -

Tras esta prueba, Estados Unidos advirtió el domingo de que podría lanzar una "respuesta masiva militar" ante cualquier amenaza de Corea del Norte.

El presidente Donald Trump denunció acciones "muy hostiles y peligrosas para Estados Unidos" por parte de Pyongyang, antes de encabezar una reunión con su equipo de seguridad nacional, incluido el secretario de Defensa, Jim Mattis, en la Casa Blanca.

Al término de la reunión, Mattis lanzó nuevas advertencias a Corea del Norte: "toda amenaza contra Estados Unidos o sus territorios, incluida Guam o nuestros aliados, será objeto de una respuesta militar masiva", dijo.

"No estamos buscando la aniquilación total de un país, Corea del Norte. Pero como dije, tenemos muchas opciones para hacerlo", agregó.

Este lunes, la propia China -vecina y aliada de corea del Norte- afirmó haber presentado una protesta diplomática a Corea del Norte tras el ensayo nuclear.

Pekín "presentó firmes amonestaciones ante la persona a cargo de la embajada de la RDPC (República Democrática Popular de Corea) en China", informó el portavoz del ministerio de Exteriores, Geng Shuang.

También los cinco líderes del grupo de los BRICS, que celebran su cumbre anual en China, condenaron este lunes el ensayo nuclear norcoreano.

"Deploramos enérgicamente el ensayo nuclear de la RDPC (República Democrática Popular de Corea)", indicaron en un comunicado los mandatarios de Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica.

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

AFP