Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Soldados surcoreanos montan guardia frente al Panmon Hall (al fondo) y la línea de demarcación que separa Corea del Norte y del Sur el pasado 2 de agosto en Panmunjom, en la zona desmilitarizada entre ambos países

(afp_tickers)

Corea del Norte rechazó por considerarlas carentes de sinceridad las recientes propuestas de diálogo de Corea del Sur, en un inhabitual encuentro de los ministros de Exteriores de ambos países.

Según informó este lunes la agencia surcoreana Yonhap, la reunión se produjo el domingo en Manila al margen de un foro regional asiático, tras la votación en la ONU de nuevas sanciones contra Pyongyang.

Durante la breve entrevista, previa a una cena del foro regional de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), el ministro surcoreano, Kang Kyung-Wha, rogó a su homólogo norcoreano, Ri Yong-Ho, aceptar la propuesta de conversaciones a nivel militar para bajar tensiones en la península y de una nueva sesión sobre reunificación de familias separadas por el conflicto.

Sin embargo, Ri le contestó: "Dada la situación actual, en la que el Sur coopera con EEUU para presionar al Norte, esas propuestas carecen de sinceridad", indicó una fuente diplomática anónima citada por Yonhap.

El encuentro tuyo lugar un día después de que el Consejo de Seguridad de la ONU aprobase nuevas sanciones contra Corea del Norte por la primera prueba exitosa de un Misil Balístico Intercontinental (MBIC), desencadenando preocupación a escala mundial.

En un comunicado oficial, en el que condenó las nuevas sanciones de la ONU, Corea del Norte advirtió este lunes de que no negociará sus armas nucleares mientras EEUU mantenga sus amenazas.

"No pondremos nuestro (programa) de disuasión nuclear en la mesa de negociaciones" mientras perduren las amenazas de EEUU, afirmó el comunicado difundido por la agencia norcoreana de información KCNA, que condenó las nuevas sanciones de la ONU. "Nunca daremos un paso atrás en el fortalecimiento de nuestro poder nuclear", agregó.

- Amenaza creciente -

La creciente amenaza del país comunista dotado del arma nuclear fue tema dominante en el foro ASEAN, que tuvo lugar días después de la segunda prueba de un MBIC por Corea del Norte.

El presidente de EEUU, Donald Trump, y su homólogo surcoreano, Moon Jae-In, coincidieron el domingo en una conferencia telefónica en que Corea del Norte "representa una amenaza directa, grave y creciente", indicó la Casa Blanca.

"Los líderes se comprometieron a implementar en su totalidad todas las resoluciones relevantes y a urgir a la comunidad internacional a hacer lo propio", agregó.

En un intento por presionar a Corea del Norte para que abandone su programa de misiles nucleares, los 15 miembros del Consejo votaron por unanimidad una prohibición parcial de las exportaciones norcoreanas, una medida destinada a recortar los ingresos externos de Pyongyang en un tercio. Trump saludó la decisión y agradeció a Rusia y China por apoyar una medida que bien podrían haber vetado.

El secretario de Estado norteamericano, Rex Tillerson, afirmó este lunes que la adopción de sanciones demostró que existe unidad de las potencias mundiales a la hora de exigir una península coreana desnuclearizada.

En declaraciones a la prensa al margen del foro de Manila, el jefe de la diplomacia estadounidense agregó que el régimen de Kim Jong-Un debe cesar las pruebas de misiles balísticos si quiere dialogar con EEUU para poner fin a la crisis.

- Con misiles EEUU no dialoga -

El domingo, después de su llamada a Moon, el presidente estadounidense reiteró en Twitter que está "muy feliz por la votación 15-0 de Naciones Unidas sobre las sanciones a Corea del Norte".

La adopción de esas sanciones demostró que existe unidad de las potencias mundiales a la hora de exigir una península coreana desnuclearizada, aseguró el secretario de Estado norteamericano, Rex Tillerson, agregando que el régimen de Kim Jong-Un debe cesar las pruebas de misiles balísticos si quiere dialogar con EEUU para poner fin a la crisis.

EEUU había comenzado hace un mes a negociar con China una resolución contra el gobierno norcoreano, después de que Pyongyang lanzara su primer misil balístico intercontinental el 4 de julio, seguido de una segunda prueba el 28 de julio.

Pero la medida no contempla recortes en las entregas de petróleo, lo que habría significado un severo golpe a la economía de Corea del Norte. China representa el 90% del comercio de Corea del Norte, y la actitud de Pekín hacia su vecino será crucial para el éxito o fracaso del nuevo régimen de sanciones.

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

AFP