Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente de EEUU, Donald Trump, toma la palabra en un acto en Cedar Rapids, Iowa, el 21 de junio de 2017

(afp_tickers)

Corea del Norte tildó este jueves al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de "psicópata", en un contexto de tensión creciente tras la muerte del estudiante norteamericano Otto Warmbier, que fue evacuado en estado de coma de Corea del Norte la semana pasada.

El diario oficial Rodong Sinmun de Pyongyang afirmó que el presidente estadounidense se enfrenta a una "dura situación" en su país y aseguró que Trump está considerando la idea de un ataque preventivo contra Corea del Norte para desviar la atención de una crisis política nacional.

"Corea del Sur debería darse cuenta de que seguir al psicópata Trump (...) solo conducirá al desastre", afirmaba el diario en un editorial.

Una serie de pruebas atómicas y lanzamientos de misiles realizados por el régimen norcoreano en el último año ha incrementado la tensión en la península de Corea y la muerte de Warmbier complicó aún más las relaciones entre Pyongyang y Washington.

Trump fustigó el "régimen brutal" de Corea del Norte y aseguró estar determinado a "evitar que este tipo de tragedias ocurran a gente inocente en manos de regímenes que no respetan la legalidad y la decencia humana básica".

El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, se hizo eco de sus palabras afirmando en una entrevista previa a su visita a la Casa Blanca la próxima semana que Corea del Norte es responsable de la muerte del estudiante.

Moon, un político de centro-izquierda investido el mes pasado tras una victoria aplastante en las elecciones, prioriza una actitud de compromiso con Corea del Norte en lugar de la postura dura defendida por su predecesora, la conservador Park Geun-hye.

Washington hizo una nueva demostración de fuerza el martes en la región, con el vuelo de dos bombarderos B-1 sobre la península de Corea, en el marco de una misión de entrenamiento con Japón y Corea del Sur.

AFP