Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente surcoreano, Moon Jae-In, y su esposa saludan a su llegada al aeropuerto de Hamburgo, Alemania, para participar en la última cumbre del G20, el 6 de julio de 2017

(afp_tickers)

Corea del Sur propuso este lunes al régimen norcoreano sostener unas inusuales conversaciones destinadas a aliviar tensiones militares bilaterales, días después de que Pyongyang probase su primer misil balístico intercontinental.

La propuesta de diálogo, la primera desde la llegada este año al poder en Seúl del presidente Moon Jae-In, se presentó después de que la Cruz Roja propusiese otra reunión para examinar la cuestión de las familias separadas por la Guerra de Corea (1950-53).

El Ministerio de Defensa surcoreano propuso realizar una reunión el próximo viernes en la localidad fronteriza de Panmunjom, mientras que la Cruz Roja sugiere celebrar otra por separado el 1 de agosto en el mismo lugar.

Si la reunión gubernamental se realiza, será el primer diálogo oficial intercoreano desde diciembre de 2015.

La predecesora de Moon, la conservadora Park Geun-Hye, se negó a cualquier diálogo sustantivo con Pyongyang a menos que el régimen comunista se comprometiese a implantar medidas concretas de desnuclearización.

"Proponemos una reunión (...) destinada a poner fin a toda acción hostil capaz de incrementar la tensión militar a lo largo de la frontera terrestre", indicó el ministerio en un comunicado.

La Cruz Roja indicó, por su parte, que espera una "respuesta positiva" de su contraparte del Norte, esperando poder organizar reuniones familiares a principios de octubre. De concretarse, sería la primera de ese tipo en dos años.

Millones de familias quedaron separadas por el conflicto que condujo a la división de la península en dos Coreas.

Muchos murieron sin poder ver a sus familiares del otro lado de la frontera, fuertemente custodiada, a través de la cual toda comunicación civil está prohibida.

Moon, que asumió el poder en mayo, preconiza un diálogo con el Norte como forma de llevar a Pyongyang a la mesa de negociaciones, en medio de crecientes tensiones alimentadas por las ambiciones nucleares norcoreanas.

Sin embargo, Pyongyang realizó una serie de pruebas de misiles en violación de las resoluciones de la ONU, siendo la más reciente la del 4 de julio pasado, cuando probó su primer misil balístico intercontinental, en respuesta a lo cual el presidente de EEUU, Donald Trump, reclamó la imposición de nuevas sanciones al país asiático por parte de la ONU.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP