Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un soldado surcoreano mira las imágenes del último ensayo de un misil balístico de Corea del Norte, en una estación de Seúl el 29 de julio de 2017

(afp_tickers)

El último ensayo de un misil que realizó Corea del Norte dejó a buena parte del territorio continental estadounidense a su alcance y plantea una nueva inquietud en el sur de la península coreana: ¿hasta cuándo EEUU protegerá a Corea del Sur si ello pone en peligro sus ciudades?

EEUU es garante de la seguridad de Corea del Sur, país democrático y capitalista, donde están desplegados 28.500 soldados estadounidenses. La guerra de Corea (1950-1953) terminó con un cese al fuego, pero sin la firma de un tratado de paz.

Esta alianza es también un pilar de la estrategia geopolítica estadounidense en Asia, donde China busca desarrollar su capacidad militar para que se corresponda a su peso económico.

Sin embargo, el ensayo del viernes por parte de Pyongyang de un misil balístico intercontinental (ICBM) dejó al alcance de los norcoreanos ciudades como Chicago o Los Ángeles.

Tanto la prensa surcoreana como los especialistas temen que esta situación empuje a EEUU a revisar la alianza con Corea del Sur.

"¿La Administración (de Donald) Trump seguirá protegiéndonos de un ataque del Norte si ello expone a ciudades estadounidenses a un ataque nuclear?", se preguntó en un editorial JoongAng Ilbo, un influyente periódico en Seúl.

Es solo "cuestión de tiempo" que el Norte se dote de un misil operacional equipado con una ojiva nuclear capaz de atacar EEUU, continuó. Y en ese momento, concluye el diario con pesimismo, la respuesta "podría no ser sí".

- Alianza "inquebrantable" -

Los analistas dudan de la capacidad del Norte de miniaturizar una cabeza nuclear para montarla en un misil, o que controle la tecnología para la entrada de las ojivas en la atmósfera desde el espacio.

Pero Pyongyang asegura que es capaz y, desde la llegada al poder a fines de 2011 de Kim Jong-Un, el Norte hizo claramente progresos tecnológicos rápidos e importantes. El joven dirigente supervisó tres ensayos nucleares y varios disparos de misiles.

El Norte lleva décadas exigiendo que EEUU firme un tratado de paz y que retire sus tropas del Sur. Y en cada visita de un responsable estadounidense a Corea del Sur, Washington ratifica su "inquebrantable" alianza.

Pero tras el último ensayo, el periódico Chosun Ilbo lo duda. "Difícil esperar la ayuda de EEUU" si eso significa un ataque nuclear contra el continente americano, estimó.

"El peor escenario sería que se retiren las tropas estadounidenses de la península. Es lo que quiere el Norte (...) Para los surcoreanos es inimaginable pero la realidad es que vamos hacia esa situación".

Los sucoreanos temen también que EEUU lleve a cabo un ataque preventivo, que tendría consecuencias desastrosas ya que Seúl está al alcance de la artillería norcoreana.

- Los muertos "estarán allá" -

Washington endureció el tono desde el viernes, su embajadora en la ONU, Nikki Haley, declaró que el tiempo de las discusiones "terminó".

El influyente senador republicano Lindsey Graham contó el martes que Trump le dijo que estaba listo para ir a la guerra con el fin de impedir a Pyongyang desarrollar un ICBM con cabeza nuclear.

"Hay una opción militar: destruir el programa (misilístico) de Corea del Norte y a la propia Corea del Norte", dijo a la cadena NBC.

"Si hay una guerra, será allá (en la península coreana). Si hay miles de muertos, morirán allá. No van a morir aquí. Y eso lo dijo frente a mí", añadió.

Para Jeung Young-Tae, director de estudios militares de la Universidad Dongyang, Corea del Norte ha cruzado la "línea roja" con su último ensayo ya que ese ICBM "representa una amenaza aparentemente tangible para la seguridad nacional de Estados Unidos".

"Lo queramos o no, el riesgo de una acción militar unilateral estadounidense no puede excluirse", dijo a la AFP. El riesgo de un conflicto militar "es más grande que nunca".

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP