Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Esta fotografía de la Corte Suprema de Estados Unidos muestra a los miembros de la Corte Suprema con el Presidente Donald Trump, en la Sala de Conferencias de los Ministros, en una visita de cortesía antes de la ceremonia de investidura, el 15 de junio de 2017, en Washington, DC.

(afp_tickers)

La Corte Suprema de Estados Unidos dictaminó el viernes que los inmigrantes pueden tener otra oportunidad ante la justicia si son deportados después de que sus abogados les aconsejen que se declaren culpables.

El fallo de la máxima corte en un caso que involucra a un surcoreano podría tener grandes ramificaciones en un país donde la gran mayoría de los casos criminales se resuelven con declaraciones de culpabilidad, no culpabilidad o sin admisión de culpa, y en un momentos en que el gobierno de Donald Trump busca una aplicación más estricta de las normas de inmigración.

En una votación de 6 a 2, los jueces respaldaron a Jae Lee, un inmigrante surcoreano que abrió dos restaurantes en Memphis, Tennessee, y había llegado a Estados Unidos en 1982 cuando tenía 13 años.

Lee fue arrestado en 2009 después de que la policía encontrara 88 pastillas de éxtasis en su casa. Fue detenido por posesión de la droga con la intención de distribuirla. El delito grave casi automáticamente conduce a la deportación si el sospechoso es condenado.

El abogado de Lee en ese momento, Larry Fitzgerald, lo convenció de declararse culpable para evitar una posible pena de prisión. Lee obtuvo una sentencia relativamente indulgente de un año y un día como parte de un acuerdo.

Fitzgerald le dijo erróneamente a su cliente que, aunque no fuera un ciudadano estadounidense, no sería deportado después de cumplir su sentencia ya que previamente había mantenido un expediente limpio durante tres décadas en el país.

Lee más tarde insistió en que no se habría declarado culpable si hubiera sabido que eso conduciría a su deportación.

El juez John Roberts dijo que había "pruebas sustanciales y no contradictorias" de que Lee no habría aceptado el acuerdo.

"Pero (si no fuera) por la incompetencia de su abogado, Lee habría sabido que aceptar el acuerdo conduciría ciertamente a la deportación", dijo Roberts, indicando sin embargo que Lee probablemente habría sido condenado de todos modos al ir a juicio.

El miembro más nuevo del tribunal, Neil Gorsuch, no participó en la decisión.

El fallo fue uno de varios casos relacionados con la inmigración presentados ante la Corte Suprema este año. Se espera que en los próximos días indiquen si examinarán el controversial decreto migratorio de Trump.

Roberts dijo que el máximo tribunal emitirá sus últimas decisiones antes del cierre del año judicial el lunes. El próximo período comienza en octubre.

AFP