Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un trabajador de una gasolinera en San José, el 20 de abril de 2016

(afp_tickers)

La estatal Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope) decidió romper un contrato con un consorcio chino para la construcción de una nueva refinería por discrepancias sobre un estudio de factibilidad, informó este miércoles una fuente oficial.

"La junta directiva de Recope ha tomado la opción más favorable para el interés público: dar por terminada su participación en Soresco", la empresa creada en conjunto con la Corporación Nacional Petrolera de China (CNPC) para desarrollar el proyecto, afirmó en rueda de prensa la presidenta de la institución, Sara Salazar.

Por su parte, el canciller interino Alejandro Solano aseguró que el rompimiento no afecta las relaciones entre Costa Rica y China, que "se dan en muchos campos" y tiene "un carácter privilegiado".

Soresco fue creada hace 7 años con el objetivo de construir una nueva planta de refinación en puerto Moín, en el Caribe costarricense, con capacidad para procesar 60.000 barriles diarios de petróleo.

El costo de la obra, que recibiría financiamiento mayoritariamente de China, se estimó en unos 1.300 millones de dólares.

Sin embargo, la Contraloría General de Costa Rica rechazó en 2013 los estudios de factibilidad que fueron realizados por la empresa Hqcec, subsidiaria de la CNPC, por considerar que violaban una cláusula del contrato, según la cual tales estudios debían ser hechos por una empresa independiente.

Las órdenes, lineamientos u objeciones de la Contraloría son de acatamiento obligatorio para las instituciones públicas de Costa Rica.

"Recope propuso a CNPC hacer un nuevo estudio de factibilidad para reemplazar el de Hqcec, pero el socio rechazó esa propuesta. También propusimos que la CNPC trasladara sus acciones a otro socio, pero tampoco aceptaron", explicó Salazar.

Según dijo, el consorcio chino argumenta que los estudios de factibilidad habían sido avalados por el Consejo de Gobierno de Costa Rica desde 2011 y también habían sido aprobados por las autoridades chinas.

La funcionaria afirmó que el objetivo de Costa Rica es llegar a un arreglo amistoso para la liquidación del proyecto, aunque no descartó que la CNPC reclame una indemnización, lo cual llevaría a una controversia que tendría que ser resuelta por medio de arbitraje.

Ambas empresas estatales habían constituido un capital de 100 millones de dólares para el desarrollo de los estudios y las obras iniciales, de los cuales se han consumido a la fecha cerca de 60 millones,

Salazar dijo que Recope no descarta la posibilidad de contar con una nueva refinería, por lo que un equipo de expertos de la institución trabaja en la elaboración de un proyecto en que eventualmente podría participar un socio extranjero.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP