Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Fuerzas de seguridad israelíes montan guardia cerca de fieles musulmanes palestinos que rezan afuera de la Puerta de los Leones, entrada principal a la mezquita de Al-Aqsa, en la Ciudad Vieja de Jerusalén, el 24 de julio de 2017, en protesta por nuevas medidas de seguridad

(afp_tickers)

La crisis sobre las nuevas medidas de seguridad israelíes en la Explanada de las Mezquitas de Jerusalén tiene que resolverse para el viernes para evitar una escalada de la violencia, señaló el enviado especial de la ONU para Oriente Medio este lunes.

"Es extremadamente importante que se encuentre una solución a la crisis actual para el viernes de esta semana", dijo Nicolai Mladenov tras una sesión informativa en el Consejo de Seguridad.

"El peligro en el terreno se incrementará si entramos en otro ciclo de oración del viernes sin una resolución a la crisis actual", advirtió.

El Consejo se reunió a puertas cerradas para discutir la manera de aliviar la tensión en la explanada de las mezquitas, conocido por los judíos como el Monte del Templo, en Jerusalén este.

Israel instaló detectores de metales en las entradas del complejo, que alberga la mezquita Al Aqsa y la Cúpula de la Roca, después de que dos policías de ese país murieran en un ataque el pasado 14 de julio.

Los palestinos interpretaron esta medida como un movimiento de Israel para reforzar su control sobre el lugar, y cinco palestinos murieron en enfrentamientos con las fuerzas de seguridad el fin de semana.

Egipto, Francia y Suecia solicitaron esta reunión mientras el enviado del presidente estadounidense Donald Trump, Jason Greenblatt, llegaba a Israel para participar en las conversaciones con miras a disminuir la tensión en el lugar.

Mladenov dijo que exhortó a los miembros del Consejo a utilizar su influencia con Israel y los palestinos y urgirlos a detener la escalada de la violencia y asegurar el acceso a los fieles.

Aunque la violencia tiene lugar "en unos doscientos metros cuadrados... posee el potencial de desatar catastróficas consecuencias más allá de las paredes de la ciudad vieja, mucho más allá de Israel y Palestina, más allá incluso de Oriente Medio", advirtió.

El embajador de Israel Danny Danon dijo a los reporteros que el primer ministro Benjamin Netanyahu estaba trabajando para calmar la situación, pero al mismo tiempo afirmó que "haremos lo que sea necesario para garantizar la seguridad".

El embajador palestino Riyad Mansour acusó a Israel de "colocar obstáculos a los fieles", y dijo que el Consejo debe exigir que los detectores de metales y las cámaras sean eliminadas "completamente y sin condiciones".

El Consejo se reunirá otra vez el martes para su rutinario debate mensual sobre el conflicto entre Israel y los palestinos, que tendrá como centro los últimos acontecimientos.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP