Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El temporero montenegrino Vlatko V, acusado de colaborar en un ataque terrorista, con su abogado ante la prensa durante una audiencia el 23 de septiembre de 2016 en Múnich

(afp_tickers)

Un hombre que transportaba armas en su vehículo, arrestado en Alemania unos días antes de los atentados del 13 de noviembre en París, fue condenado este jueves a cuatro años de prisión por un tribunal de Múnich (en el sur), sin que se estableciera ningún vínculo con esos ataques.

Vladko Vucelic, un temporero natural de Montenegro, fue condenado por "importación ilegal y tráfico de armas de guerra", "posesión no autorizada de armas de guerra" y "posesión no autorizada de armas de mano semiautomáticas y municiones", informó el tribunal en un comunicado.

Sin embargo, la corte no pudo determinar si este hombre, de 51 años, sabía si estas armas estaban destinadas a un ataque específico previsto en París. Aún así, la fiscalía consideró que el acusado no podía ignorar que unas armas de ese tipo podían utilizarse en atentados como los del 13 de noviembre.

El transportista, que había introducido en su GPS una dirección de París, reconoció que estaba al corriente de que llevaba armas en su vehículo pero afirmó ignorar para qué se iban a utilizar.

Aseguró haberlas transportado porque atravesaba dificultades financieras, pues el encargo le iba a reportar 2.000 euros. Este motivo, así como el hecho de que el hombre no tuviera antecedentes policiales ni en su país de origen ni en Alemania, actuaron como atenuantes en su caso, precisó el comunicado del tribunal.

El hombre había sido arrestado el 5 de noviembre de 2015 en un área de descanso de una autopista bávara, no muy lejos de la frontera austriaca.

En su vehículo, con matrícula de Montenegro, los policías encontraron un verdadero arsenal compuesto por varias granadas, fusiles de asalto Kalashnikov, pistolas y municiones así como explosivos, todo en perfecto estado.

La dirección de París introducida en su GPS se halló también escrita en un trozo de papel en el que también había un número de teléfono francés, que podría ser un contacto del acusado, hasta la fecha no identificado.

Los atentados del 13 de noviembre de 2015, reivindicados por el grupo yihadista Estado Islámico, fueron llevados a cabo por varios comandos en la sala de conciertos Bataclan, en las terrazas de varios bares de la capital francesa y cerca del Estadio de Francia. Causaron 130 muertos y más de 350 heridos.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP