Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, en Washington el 19 de noviembre de 2015. Kerry viajará a Oriente Medio, incluyendo Israel, del 22 al 24 de noviembre

(afp_tickers)

Cuatro israelíes fueron apuñalados el sábado en Kyriat Gat (sur) y nuevos enfrentamientos entre palestinos y fuerzas de seguridad se produjeron en Cisjordania, a pocos días de la llegada a la región del secretario de Estado norteamericano John Kerry.

Kerry visitará la semana venidera Israel y los Territorios Palestinos ocupados, para propiciar una solución a la espiral de violencia que desde el 21 de octubre dejó decenas de muertos.

Los cuatro apuñalados en Kyriat Gat son judíos. Entre éstos figuran un hombre y una mujer de unos 50 años, otra mujer de unos cuarenta y una adolescente de 13 años, según el Magen David Adom, equivalente israelí de la Cruz Roja Internacional.

Sus heridas fueron calificadas como moderadas y su condición "estable", según la fuente.

El presunto agresor huyó y se escondió durante algunas horas en un edificio cercano al lugar de los ataques, para luego ser detenido por la policía que lo presentó como un palestino de unos 16 o 17 años, oriundo de un poblado cercano a Hebrón, en Cisjordania.

La policía también anunció haber detenido a otros dos adolescentes palestinos que lo habrían ayudado.

Estos ataques fueron similares a los anteriores en la ola de atentados con arma blanca cometidos en las últimas semanas por palestinos en Israel y en los Territorios ocupados por el estado hebreo desde 1967.

El 7 de octubre pasado, también en Kyriat Gat, un palestino apuñaló a un soldado israelí y le arrebató su fusil, antes de ser abatido a balazos por las fuerzas de seguridad.

- Nuevos enfrentamientos -

Este sábado se produjeron además nuevos enfrentamientos entre jóvenes palestinos y soldados israelíes en Cisjordania ocupada, cerca de la ciudad de Dayr Samet, al oeste de Hebrón.

Una granada de gas lanzada por los soldados provocó un incendio en un depósito y los bomberos palestinos fueron blanco de disparos israelíes cuando llegaron al lugar, afirmó a la AFP un soldado del fuego. Además, precisó que una persona resultó herida por una bala de goma.

El ejército israelí confirmó estos choques, e indicó que "estudia" las alegaciones presentadas por los bomberos palestinos.

En este tipo de ataques con arma blanca, así como en los enfrentamientos en las últimas siete semanas, murieron 86 palestinos -entre ellos un árabe-israelí- y 15 israelíes, así como un estadounidense y un eritreo, según un balance establecido por la AFP. Entre los palestinos, más de la mitad murieron al intentar o perpetrar un ataque.

Por otra parte, el ejército israelí anunció este sábado que clausuró la estación de radio palestina Al Jalil en Hebrón, a la que acusa de fomentar la violencia, dos semanas después de haber cerrado otra radio palestina en esta misma ciudad.

- Kerry 'a la vista' -

Las fuerzas militares entraron en los locales de la radio y ordenaron el cese de sus emisiones durante seis meses, precisó el director de programación de la estación, Ezz Haddad, quien niega las acusaciones.

Antes de la visita de Kerry, los palestinos manifiestan su temor de un eventual cambio por parte de Israel del estatuto de la Explanada de las Mezquitas de Jerusalén, tercer lugar sagrado del Islam, venerada igualmente por los judíos, que la llaman Monte del Templo.

Israel asegura que no tiene la intención de cambiar el 'statu quo' del lugar, administrado por Jordania, en la parte este de Jerusalén anexada por el Estado hebrero en 1967, sin reconocimiento de la comunidad internacional.

Judíos y cristianos pueden acudir a este lugar, pero solamente los musulmanes tienen derecho a realizar allí sus plegarias.

Kerry llegará para hacer un llamado a la calma. Irá a Tel Aviv, Jerusalén y Ramala, donde mantendrá conversaciones con altos funcionarios israelíes y palestinos.

El secreatrio de Estado espera poder ayudar a aliviar las tensiones. Tratará igualmente asuntos de seguridad regional, como las guerras en Siria e Irak y la amenaza que representa el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

AFP