Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una concentración en Estambul el 17 de octubre de 2015, para recordar a las víctimas del doble atentado perpetrado una semana antes en Ankara

(afp_tickers)

La justicia turca inculpó y encarceló el domingo por la noche a cuatro personas en el marco de la investigación del doble atentado suicida que dejó hace más de una semana 102 muertos en Ankara, informó este lunes la agencia de prensa progubernamental Anatolia.

Los cuatro sospechosos, cuya identidad no fue revelada, fueron acusados de "fabricación de aparatos explosivos con la intención de matar" e "intento de deponer el orden constitucional", precisó Anatolia.

Por otra parte, la fiscalía de Ankara liberó a otros dos sospechosos y emitió una orden de arresto contra nueve personas, sospechosas de haber participado en el ataque, el más mortífero de la historia de Turquía.

Las autoridades turcas señalan al grupo yihadista Estado Islámico (EI) como el "sospechoso número uno" del ataque que se produjo el 10 de octubre frente a la estación central de Ankara durante una manifestación de la oposición pro-kurda.

Según la prensa de ese país, la policía sospecha que dos jóvenes turcos, de la ciudad de Adiyaman (sur), un feudo islamista, son los autores del ataque. Uno de ellos es el hermano del presunto autor de un ataque precedente atribuido al EI, que dejó 34 muertos en julio en Suruç, cerca de la frontera siria.

El domingo, la policía turca arrestó a unos cincuenta extranjeros en Estambul, en una operación contra redes yihadistas del EI. Según la agencia de prensa Dogan, estos sospechosos se preparaban para viajar a Irak y Siria, a combatir en las filas del EI.

Turquía es el principal punto de entrada a Siria de las personas reclutadas por el EI.

AFP