Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El crucero Carnival Freedom el 18 de febrero de 2013 en Key West, Florida

(afp_tickers)

El gobierno de Raúl Castro levantó el viernes las restricciones para los viajes marítimos de los cubanos desde y hacia Estados Unidos, impuestas hace medio siglo, tras lo cual se reanudarán a partir de mayo los cruceros entre los dos países.

Las medidas, que entrarán en vigor el martes próximo, permitirán el ingreso y salida de cubanos como pasajeros y tripulantes de buques mercantes y cruceros, según una nota oficial.

El gobierno decidió "autorizar la entrada y salida de ciudadanos cubanos, con independencia de su condición migratoria, en calidad de pasajeros y tripulantes en cruceros", precisa el mensaje divulgado por los medios estatales.

Cuba accedió a liberar los viajes marítimos de sus ciudadanos como parte del proceso de normalización de relaciones con Estados Unidos iniciado en diciembre de 2014, y que alcanzó su punto máximo con la histórica visita, en marzo, del presidente Barack Obama a La Habana.

El comunicado no menciona a los ferrys, pese a que Estados Unidos ya emitió licencias a media decena de empresas para operar esos servicios de pasajeros.

En principio, el fin de las prohibiciones beneficiará los viajes de la diáspora cubana, mientras la mayoría de los habitantes de la isla - castigados por los bajos ingresos - esperan ver la llegada de más turistas.

"Hoy en día tal vez sea un poco difícil, pero creo que en el futuro va a ser posible (...) viajar en un crucero", dijo a la AFP Angel Merencio, un estudiante de inglés e italiano de 25 años.

Las restricciones a los cubanos fueron impuestas después del triunfo de la revolución en 1959, a raíz del desembarco y ataque de grupos anticastristas ayudados por Estados Unidos en el marco de la Guerra Fría.

Las autoridades cubanas también anunciaron que prevén "autorizar de forma gradual y una vez creadas las condiciones", la entrada y salida de cubanos en yates, aunque no adelantaron una fecha.

El paso dado por Cuba es especialmente sensible teniendo en cuenta que muchos cubanos todavía intentan migrar hacia Estados Unidos por vía marítima, en precarias embarcaciones arriesgando sus vidas.

Las autoridades estadounidenses, que mantienen en vigor el embargo económico contra la isla pese a la flexibilización de algunos puntos, conceden beneficios migratorios a los cubanos que logren pisar tierra norteamericana, pero deportan a los isleños que son interceptados en el mar (política de pies secos, pies mojados).

La Habana ha insistido en la derogación de las ventajas migratorias, que han propiciado en los últimos meses oleadas de migrantes que buscan llegar a Estados Unidos a través de Centroamérica.

- Saldrá el primer crucero -

El anunciado fin de las restricciones -que se suma a la próxima reanudación de los vuelos comerciales entre los dos países- destrabó los planes para la reiniciar los cruceros.

Desde Miami, Carnival, la empresa más grande de cruceros de Estados Unidos, saludó la decisión y confirmó en un comunicado que "partirá como estaba planeado desde Estados Unidos a Cuba con todos los pasajeros, incluidos los nacidos en Cuba".

La compañía recibió autorización de realizar los cruceros, pero mantenía en suspenso el inicio de sus operaciones el 1 de mayo desde el puerto de Miami, ciudad que alberga a la mitad de la diáspora de dos millones de cubanos en Estados Unidos.

Carnival había resuelto no aceptar las reservas de personas nacidas en Cuba, aduciendo las restricciones de La Habana.

Sin embargo, se vio forzada a dar marcha atrás por las críticas de activistas, líderes políticos e incluso del gobierno de Obama, que consideraron discriminatoria su posición.

La empresa llegó a condicionar el inicio de sus operaciones al anuncio finalmente realizado este viernes por las autoridades de la isla.

De su lado, el gobierno de Castro aclaró que los cubanos que quieran trabajar como tripulantes de cruceros o buques mercantes deberán hacerlo a través de las instituciones empleadoras del Estado cubano.

Al mismo tiempo hizo notar que sus anuncios "contrastan" con la prohibición a los estadounidenses de viajar libremente a Cuba, como consecuencia del embargo.

Los norteamericanos no pueden hacer turismo abiertamente y viajan bajo condiciones -aunque cada vez más flexibles--.

A la par con la liberación de los viajes marítimos, las autoridades cubanas exhortaron a Washington a concertar mecanismos para "prevenir y enfrentar la realización de acciones terroristas contra Cuba, que fueron las que dieron origen a la regulación".

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP