Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente de Cuba, Raúl Castro, durante la visita del mandatario estadounidense, Barack Obama, a La Habana el 22 de marzo de 2016

(afp_tickers)

Las autoridades cubanas dispusieron que las dependencias estatales deben reducir en 50% su consumo de electricidad y combustibles en los meses de verano (boreal), según informaron empleados afectados.

Una decena de funcionarios de dependencias estatales consultados por la AFP confirmaron la decisión, que les fue entregada en forma verbal en sus respectivos centros laborales.

La disposición oficial no ha sido publicada aún, aunque al parecer afecta a oficinas, administraciones y empresas de servicio, como telefónicas, culturales y de trámites, y en menor medida a productoras de bienes.

"A partir de una decisión relacionada con la disponibilidad de solo el 50% de los portadores energéticos -electricidad y combustible- para los meses de julio de agosto, la UNEAC solo trabajará durante la jornada matutina", dijo la presidencia de Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba en un mensaje distribuido por correo electrónico.

Los cubanos viven con el temor del retorno de los largos "apagones" de los años 90 y del 2004.

Las empresas estatales tienen un tope de consumo de combustible y electricidad, fijado por el gobierno comunista.

Los meses de julio y agosto son los de mas altas temperaturas en Cuba y de mayor uso de aires acondicionados y ventiladores. Son meses de receso escolar y vacaciones.

"Nos dijeron que la política es afectar lo menos posible el sector residencial", indicó un funcionario a la AFP, bajo condición de anonimato.

Cuba generó el pasado año 20.288 gigawatts/hora, 4,8% más que en 2014 y superior a las 15.069 gigawatts/hora consumidos, según la Oficina Nacional de Estadísticas.

De esos 6.352 corresponden al sector estatal y 8.717 al sector privado, fundamentalmente las viviendas, además de algunos negocios.

Cuba consume unos 140.000 barriles diarios de petróleo, de ellos unos 90.000 importados de Venezuela.

Unos 50.000 barriles diarios de crudo nacional (pesado), son destinados a la generación de electricidad, con algunas cantidades de fuel oil de importación.

"Para mí es lo que pueda estar sucediendo, es una alta demanda en el sector eléctrico, como resultado de las altas temperaturas del verano así como un incremento en el consumo eléctrico por el incremento de viajeros a Cuba", dijo a la AFP el experto petrolero Jorge Piñón, académico de la Universidad de Texas en Austin y exdirector de Amoco América Latina.

Piñón descartó problemas en el suministro de petróleo venezolano, pero admitió que la isla puede estar preventivamente reduciendo el consumo y almacenando combustible ante un eventual cambio de gobierno en Caracas.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP