AFP internacional

El logo de la constructora brasileña Odebrecht en la villa olímpica de Rio de Janeiro, el 23 de junio de 2016

(afp_tickers)

La justicia de Venezuela congeló las cuentas bancarias y los activos de Odebrecht en el país, tras el escándalo de sobornos de la constructora brasileña a funcionarios gubernamentales en América Latina, informó este miércoles la Fiscalía.

"En virtud de la solicitud realizada por el Ministerio Público, fueron acordadas las medidas reales de congelación de las cuentas bancarias, así como la prohibición de enajenar y gravar bienes muebles e inmuebles de la empresa brasilera Odebrecht", señaló un boletín de la institución.

El anuncio se produce un día después de que las oficinas de la compañía en Caracas fuesen allanadas por militares para investigar supuestos sobornos a funcionarios venezolanos, a cambio de contratos de obras públicas. No se reportaron detenciones durante esa operación.

La Fiscalía recordó haber solicitado a Interpol una orden de captura contra una persona, a la que no identifica, "por estar presuntamente vinculada con las irregularidades".

El pasado domingo, el presidente Nicolás Maduro pidió a la Fiscalía y al Poder Judicial encarcelar a quienes recibieron pagos de la constructora. El martes, el mandatario adelantó que "hay un gobernador involucrado" que podría ir preso, sin dar su nombre.

El diario The Wall Street Journal vinculó con el escándalo al gobernador del estado Miranda (centro-norte), el opositor Henrique Capriles, quien niega las acusaciones.

Capriles asegura que las contrataciones con Odebrecht se hicieron durante la gestión como gobernador de Diosdado Cabello (2004-2008), actual diputado y uno de los principales líderes del chavismo.

El Ministerio Público confirmó, además, que pidió información sobre el caso a Brasil, Suiza y Estados Unidos.

De acuerdo con la declaración del expresidente de la constructora, Marcelo Odebrecht, Venezuela es el segundo país latinoamericano en el que la empresa pagó más sobornos (98 millones de dólares), solo por detrás de Brasil.

AFP

 AFP internacional