Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Los operadores de divisas bajo un tablero que muestra el yen frente al euro, en un mercado de divisas en Tokio, el 29 de junio de 2015.

(afp_tickers)

El déficit comercial de Japón se contrajo más de un 80% interanual en septiembre, gracias a una fuerte caída del valor de las importaciones de energía, según datos oficiales publicados este miércoles.

El déficit cayó a 114.500 millones de yenes (955,6 millones de dólares) en septiembre, lejos de los 961.900 millones de yenes de déficit del mismo mes de 2014, indicó el ministerio de Finanzas. La caída del déficit es por tanto del 88,1%.

Los analistas interrogados por la agencia financiera Bloomberg esperaban en cambio un excedente de 87.000 millones de yenes.

En el periodo en cuestión, las importaciones retrocedieron un 11,1%, a 6,53 billones de yenes, gracias a la caída de los precios del crudo. Concretamente, en septiembre Japón gastó un 43% menos en petróleo, y un 32% menos en gas natural licuado.

Por otro lado, la caída de las importaciones en la tercera economía mundial puede ser sintomática de una demanda interna floja, en un país amenazado de nuevo por la recesión.

Otra señal negativa es que las exportaciones aumentaron en valor apenas un 0,6%, a 6,41 billones de yenes, después de haber crecido un 3,1% en agosto y un 7,6% en julio.

En volumen se redujeron incluso, un 3,9% interanual, por tercer mes consecutivo.

En los intercambios con China, uno de sus dos mayores socios comerciales, las exportaciones de Japón cayeron un 3,5% en valor y un 5,7% en volumen.

Con Estados Unidos, las exportaciones subieron un 10,4% en valor gracias a la depreciación del yen, que infla los ingresos procedentes del extranjero una vez convertidos a moneda local. En cambio, bajaron un 4,7% en volumen.

AFP