Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una mujer mira a través de la ventana del tranvía donde se refleja el cartel electoral con la imagen del primer ministro turco en Estambul, el 30 de octubre de 2015

(afp_tickers)

Un joven activista sirio hostil al grupo yihadista Estado Islámico (EI) y un amigo suyo han sido hallados este viernes decapitados en una casa del sur de Turquía, anunció a la AFP el grupo 'Raqa es masacrada en silencio'.

"Encontraron decapitados esta mañana" al activista, Ibrahim Abdelkader, de 20 años, y a su amigo Fares Hamadi, también de unos 20 años, en el domicilio de este último en Sanliurfa, dijo en internet uno de los fundadores del citado grupo, Abu Mohamad.

La organización, que registra los abusos en zonas controladas por el EI en Siria, acusó en Facebook al grupo extremista de haber asesinado a los jóvenes.

Según Abu Mohamad, los dos fallecidos eran originarios de la ciudad de Raqa, la capital de facto del EI en Siria. Abdelkader había escapado a Turquía hacía poco más de un año. Anteriormente ya habían aparecido muertos otros miembros de este grupo de activistas en Siria pero nunca fuera del país, añadió Mohamad.

Por su parte, la agencia de noticias turca Dogan informó de que "se decapitó a dos periodistas sirios" en Sanliurfa y que la policía turca detuvo a siete sirios. Sanliurfa se encuentra a 55 kilómetros de la frontera turca con la provincia siria de Raqa.

Activistas de la oposición siria, combatientes kurdos e incluso sus aliados occidentales acusan desde hace tiempo a Turquía de permitir a miembros del EI salir y entrar por sus 911 kilómetros de frontera con Siria.

Al EI se le acusa de varios atentados mortales en Turquía, entre ellos el ataque de julio en el que murieron 32 personas en Suruç, aunque el grupo nunca ha reconocido la autoría de los mismos.

AFP