Navigation

Decenas de heridos en enfrentamientos entre policías y grupos chiitas en Líbano

Enfrentamientos entre partidarios de los movimientos chiitas Amal y Hezbolá con las fuerzas del orden, en el centro de Beirut, la noche del 16 al 17 de diciembre de 2019 afp_tickers
Este contenido fue publicado el 17 diciembre 2019 - 11:07
(AFP)

Decenas de personas resultaron heridas el lunes por la noche en Beirut, en enfrentamientos entre fuerzas de seguridad y partidarios de dos movimientos chiitas, informaron responsables de los servicios de protección civil libaneses.

Decenas de jóvenes partidarios de los movimientos chiitas Hezbolá y Amal, atacaron hacia medianoche campamentos de manifestantes antigobierno en el centro de la capital, que estaban vacíos a esa hora de la noche, según un fotógrafo de la AFP.

Jóvenes encolerizados, a pie y en moto, se enfrentaron a las fuerzas de seguridad y les tiraron piedras y artefactos explosivos de fabricación artesanal e incendiaron coches. La policía respondió con gases lacrimógenos y los enfrentamientos siguieron durante toda la noche, según las mismas fuentes.

La violencia estalló después de la difusión en las redes sociales de un video antiguo cuyo contenido fue considerado "insultante y humillante" por la comunidad chiita.

Los enfrentamientos dejaron 23 heridos que fueron hospitalizados y otros 43 que fueron atendidos en el lugar de los hechos, informaron los servicios de protección civil, sin precisar si se trató de agentes o de civiles.

Líbano vive desde hace dos meses un movimiento de protesta inédito contra sus dirigentes, a los que reprochan ser incompetentes y corruptos. El 29 de octubre y ante la presión de las calles el primer ministro Saad Hariri presentó su dimisión.

Hasta el momento, la movilización contra la clase política se realizó en calma, pero en estos últimos días se produjeron enfrentamientos que han dejado decenas de heridos.

Las negociaciones en el parlamento para encontrar a un nuevo primer ministro fueron pospuestas hasta el jueves y el diálogo político parece complicarse en un contexto tenso, agravado además por la crisis financiera.

Los manifestantes desean un gobierno de tecnócratas y expertos que sean independientes de los partidos tradicionales.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.