Navigation

Decenas de muertos en combates en el norte de Yemen

Imagen del 11 de febrero de 2021 que muestra humo en las zonas de combate entre rebeldes y tropas leales al gobierno, cerca de Marib, en el norte de Yemen afp_tickers
Este contenido fue publicado el 14 febrero 2021 - 16:44
(AFP)

Decenas de combatientes murieron en enfrentamientos nocturnos en Yemen, donde los rebeldes intensificaron sus ataques para tomar la ciudad de Marib, último bastión del gobierno en el norte, informaron fuentes militares este domingo.

A comienzos de este mes, los insurgentes hutíes chiitas reemprendieron su ofensiva para apoderarse de Marib, ciudad rica en petróleo,ubicada a unos 120 km al este de la capital, Saná.

La pérdida de esta localidad sería desastrosa para el gobierno reconocido de Yemen.

Dos militares gubernamentales señalaron que al menos 16 efectivos de sus fuerzas murieron y otros 21 resultaron heridos en las últimas 24 horas, añadiendo que "decenas de combatientes murieron" en el bando hutí.

Éste ha cortado las líneas de suministro en un distrito situado a medio centenar de km al sur de la ciudad, con "el objetivo de sitiar Marib", señaló una de las fuentes.

Yemen ha estado envuelto en una sangrienta lucha por el poder desde 2014, entre el gobierno, apoyado por Arabia Saudita, y los rebeldes hutíes, que controlan Saná y la mayor parte del norte del país.

Los insurgentes también han aumentado sus ataques contra Arabia Saudita, lo que ha provocado la condena de buena parte de la comunidad internacional.

Este domingo, los sauditas lograron interceptar dos drones cargados de explosivos disparados por los hutíes hacia la guarnición sureña de Jamis Mushait, de acuerdo a la agencía de prensa oficial del reino, citando a la coalición militar liderada por Riad.

No obstante, un portavoz de los hutíes indicó que dos drones rebeldes atacaron el aeropuerto de la cercana ciudad de Abha.

El sábado, el reino informó que había abortado otro ataque con aviones no tripulados hutíes contra el aeropuerto de Abha, pocos días después de que otra incursión de drones insurgentes dejara un avión civil en llamas en la terminal aérea.

Este incremento de la violencia tiene lugar poco después de que Estados Unidos eliminara a los insurgentes de su lista negra de grupos terroristas para intentar garantizar que la tarea humanitaria no se vea obstaculizada en Yemen y facilitar el camino para reanudar las conversaciones de paz.

- 'Enemigo extranjero' -

Observadores afirman que los hutíes buscan tomar el control de Marib como clave antes de iniciar cualquier negociación con el gobierno reconocido internacionalmente.

Si esta ciudad cae en sus manos, los hutíes tendrían así el control total del norte de Yemen, debilitando la posición del gobierno para negociar, de acuerdo a los expertos.

En los últimos años, Arabia Saudita ha invertido mucho dinero en Marib, y la coalición bajo su liderazgo ha intensificado sus ataques aéreos para evitar que los insurgentes se apoderen de la ciudad.

El conflicto de Yemen ya se ha cobrado decenas de miles de vidas y provocado el desplazamiento de millones de personas, de acuerdo a organizaciones internacionales, en lo que la ONU denomina la peor crisis humanitaria mundial.

El portavoz hutí, Mohamed Abdelsalam, tuiteó el sábado que los rebeldes luchan "solamente contra aquellos vinculados militarmente con el enemigo extranjero", en tanto se producen llamados del gobierno instando a los habitantes a que defiendan la ciudad.

El viernes, agencias de la ONU advirtieron que en este año unos 400.000 niños yemeníes menores de cinco años se encuentran en peligro de morir por desnutrición aguda.

También señalaron que se espera que alrededor de 1,2 millones de mujeres embarazadas o en periodo de lactancia padezcan desnutrición extrema en 2021.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.