Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Combatientes de los Comités Populares de Resistencia yemeníes, que apoyan al presidente Mansur Hadi, respaldado a su vez por Arabia Saudí, al oeste de Marib, el 28 de octubre de 2015

(afp_tickers)

Decenas de rebeldes chiíes y combatientes progubernamentales murieron en enfrentamientos en varias provincias del sur de Yemen, en momentos en que la coalición liderada por Arabia Saudí sigue bombardeando a los insurgentes, informaron este sábado fuentes coincidentes.

Intensos combates en la provincia de Baida causaron la muerte de 19 rebeldes hutíes y 14 combatientes leales al presidente yemení, Abd Rabo Mansur Hadi, según fuentes tribales y médicas. También se registraron combates en el límite entre las provincias de Lahj y Taez, los cuales dejaron un número desconocido de combatientes muertos y heridos, afirmaron fuentes militares.

Testigos dijeron que muchos habitantes huyeron de la zona como consecuencia de los violentos combates.

Por su parte, aviones de la coalición liderada por Arabia Saudí atacaron posiciones de los hutíes en la provincia de Ibb, reconquistada este año por las tropas progubernamentales, indicaron fuentes militares.

La ONU está preocupada por el enorme saldo de víctimas civiles de estos bombardeos iniciados en marzo y que generaron una grave crisis humanitaria. Cerca del 80% de los habitantes de Yemen necesita ahora ayuda.

El conflicto en Yemen ha dejado hasta ahora 5.000 muertos y 25.000 heridos desde fines de marzo, según la ONU.

Riad negó esta semana que la coalición militar árabe que dirige contra los rebeldes hutíes en Yemen haya bombardeado un hospital de Médicos sin Fronteras (MSF), como había afirmado la ONG y el secretario general de la ONU. El hospital situado en la ciudad de Saada (norte) fue atacado el lunes 26 de octubre, pero según MSF, no hubo víctimas.

AFP