El autodenominado socialista demócrata Bernie Sanders, candidato a las presidenciales de 2020 que ha criticado durante mucho tiempo la desigualdad de ingresos en Estados Unidos, difundió el lunes 10 años de declaraciones de impuestos que confirman su nuevo estatus de millonario.

El senador, que habitualmente denosta a los "millonarios y multimillonarios" y al "amañado" sistema económico que protege su posición, vio cómo aumentaban sus ingresos por las ventas de su libro, "Our Revolution", ("Nuestra Revolución"), publicado poco después de competir en 2016 para la nominación presidencial demócrata.

De acuerdo con las declaraciones de impuestos publicadas por la campaña de Sanders, el candidato obtuvo un ingreso bruto ajustado de 561.293 dólares en 2018, 1.131.925 dólares en 2017 y 1.062.626 dólares en 2016.

Sus ingresos de 2015 fueron sustancialmente menores, de 240.622 dólares, según las declaraciones.

"Estas declaraciones de impuestos muestran que nuestra familia ha sido afortunada. Estoy muy agradecido por eso, ya que crecí en una familia que vivía de sueldo en sueldo y conozco el estrés de la inseguridad económica", dijo Sanders en un comunicado.

"Considero que pagar más en impuestos a medida que aumenten mis ingresos es tanto una obligación como una inversión en nuestro país".

El aumento de la riqueza del candidato liberal, que se ha posicionado como un defensor del pueblo, ha generado dudas sobre si aún puede hablar en nombre de los estadounidenses de clase trabajadora.

Sanders aseguró que todavía "se esforzará cada día para garantizar las necesidades básicas de vida a cada estadounidense, incluido un salario digno, una vivienda digna, atención médica y seguridad para la jubilación".

La divulgación se produce en medio de la continua presión para que el multimillonario presidente Donald Trump entregue sus declaraciones de impuestos.

El magnate de bienes raíces de Nueva York se negó a hacerlo durante la campaña de 2016, diciendo que estaba bajo una auditoría, pero el servicio de impuestos ha dicho que esto no es un impedimento.

Los demócratas han recurrido al tema de los impuestos de Trump desde que tomaron el control de la Cámara de Representantes en enero, y han citado una ley poco conocida que permite al Congreso revisar las declaraciones de cualquier persona para realizar una investigación.

El sábado, los legisladores demócratas pusieron a las autoridades fiscales un plazo final el 23 de abril para entregar las declaraciones de Trump, pero aún no está claro si su gobierno cumplirá.

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes