Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Pasajeros en el aeropuerto Arturo Merino Benítez de Santiago el 15 de septiembre de 2015

(afp_tickers)

Demoras, vuelos cancelados y otros reprogramados marcaban este jueves en los aeropuertos chilenos las primeras horas de paralización de los funcionarios de la Aeronáutica Civil, quienes reclaman mejoras previsionales.

Al paro, de 48 horas, se sumaron unos 3.000 funcionarios de los aeropuertos de todo Chile, excluidos los controladores aéreos, que resolvieron no acatar la medida, que afecta principalmente a vuelos nacionales y parte de los internacionales.

Hasta las 13H20 locales (16H20 GMT), los vuelos internacionales se desarrollaron con normalidad con excepción de dos arribos desde Brasil y dos partidas hacia el mismo destino, informó a la AFP una fuente del aeropuerto de Santiago.

Más temprano, el ministro de Defensa, José Antonio Gómez, señaló que están dadas "todas las garantías para que el sistema funcione (...) Nuestra prioridad es que los aeropuertos funcionen".

En tanto, el presidente de la Asociación de Funcionarios de la Aeronáutica Civil (DGAC), José Pérez, señaló que la adhesión al paro es casi total.

"Fuimos golpeados pero estamos de pie", lanzó Pérez al acusar al gobierno de ejercer "presión militar" para frenar el paro, en alusión a la decisión de las autoridades de que funcionarios de la Fuerza Aérea de Chile los reemplacen en las terminales aéreas del país.

Los trabajadores de la Aeronáutica Civil, que el 15 de septiembre realizaron un primer paro que impidió toda entrada y salida de aviones de los aeropuertos chilenos, demandan mejoras en su régimen de previsión social.

Las aerolíneas, en tanto, habían tomado medidas para enfrentar la movilización, volviendo a agendar algunos vuelos en una época de alto tráfico debido a las fiestas de fin de año.

La chileno-brasileña Latam anunció que para este jueves canceló 51 vuelos dentro de Chile, pero dijo que mantendría la normalidad en los servicios internacionales.

La empresa -que en 2011 se transformó en la mayor aerolínea de América Latina con la fusión de la chilena Lan y la brasileña Tam- informó que "los vuelos internacionales de LAN los días 17 y 18 de diciembre mantendrán su operación, aunque podrían presentar algunas demoras en el itinerario".

Por ello, la aerolínea recomendó a los pasajeros llegar al aeropuerto con al menos cuatro horas de antelación de la salida de los vuelos.

AFP