Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La directora gerente del FMI, Christine Lagarde (I), habla durante una entrevista con la televisión peruana, el 6 de octubre de 2015 en Lima, Perú

(afp_tickers)

El mundo financiero abre este jueves su reunión anual convocado por el FMI, con el reto de reactivar la economía global, pero en condiciones desiguales: naciones desarrolladas recuperándose, frente a emergentes, otrora estrellas del crecimiento, hoy vulnerables a la crisis.

La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, llegó de la turística Machu Picchu a Lima, para sumarse al presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim y a líderes económicos de 188 países, en el cerrado y fuertemente custodiado Museo de la Nación, pero por cuyas ventanas se cuelan pedazos de realidad: el paisaje de algunos asentamientos humanos pobres en cerros aledaños, y ciudadanos quejándose por el corte de tránsito, debido a la reunión.

Aunque un escenario de recesión mundial es improbable por ahora para el FMI, la propia Lagarde ha advertido que "hay razones para estar preocupados", mientras que el economista jefe de FMI Maurice Obstfeld admitió que "el Santo Grial de una expansión global robusta y sincronizada, queda fuera del alcance".

¿Los más perjudicados? China, y en los países emergentes, otrora estrellas del crecimiento y de resistencia a la crisis financiera del 2009.

Después de décadas de crecimiento vertiginoso, la segunda mayor economía el mundo hoy se desacelera, derribando el precio de las materias primas, que antes consumía vorazmente, y arrastrando en su caída a sus proveedores, las naciones emergentes, muchas de las cuales no ahorraron en épocas de bonanza, y ahora pagan las consecuencias.

Agobiado por la incertidumbre, el crecimiento mundial este año debe ser el más bajo desde la recesión de 2009, según las previsiones del FMI. No obstante, y en medio de toda esa vorágine, el Banco Mundial, detectó una caída histórica de la pobreza extrema en el mundo, para alcanzar ahora al 10% de la población.

Recuperados vs. golpeados

"La estabilidad financiera se ha afianzado en las economías avanzadas (...) La Reserva Federal de Estados Unidos se apresta a aumentar las tasas de interés, ya que las condiciones para el despegue están prácticamente dadas", dijo el FMI el miércoles en su informe sobre estabilidad financiera mundial.

"Gracias en parte a la confianza que han inspirado las políticas del Banco Central Europeo (BCE) las condiciones de crédito están mejorando y la demanda de crédito está repuntando. Los sectores empresariales están mostrando tímidos indicios de mejora (...)", agregó.

Aunque, como contraparte, "los riesgos continúan desplazándose hacia los mercados emergentes, al tiempo que se intensifican los riesgos en torno a la liquidez del mercado".

El FMI recuerda que muchas de las economías emergentes recurrieron al crédito para evitar los impactos de la crisis mundial, quedando expuestos a un endeudamiento en moneda extranjera, que hoy los complica más, ante el alza del dólar frente a otras monedas.

Los embates golpean a América Latina, que vuelve a ser sede de esta reunión después de 50 años, y en donde de espera una contracción económica este año, principalmente por el deterioro de Brasil (-3%).

Esta difícil situación y las formas de combatirla deben ser los temas principales de los ministros de Finanzas de los principales países industrializados y emergentes del G20, que se reúnen el jueves, antes de su comunicado final del viernes.

-Protestas, Sean Penn y desigualdades -

Al Museo de la Nación pretende llegar el 9 de octubre una marcha de trabajadores que rechaza el modelo económico y la desigualdad, en una América Latina donde, según un reciente informe de la ONG Oxfam, el 1% de los más ricos tiene el 41% de la riqueza total.

Una desigualdad que es palpable hasta en la hora de transportarse en Lima: un taxi oficial desde la puerta de la cumbre, para desplazarse en un trayecto de 6 kilómetros, cuesta casi 30 dólares. Pero, si se caminan dos cuadras, otro taxi cobra 4 dólares. ¿Comer? Dentro de la cumbre, 15 dólares. Una cuadra afuera, 3,75 dólares.

La desigualdad y el tema de los jóvenes emprendedores será precisamente otro tema de la reunión, donde la estrella Sean Penn participará como orador.

En tanto, a dos meses de la cita sobre cambio climático de la ONU en París, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) aprovecha la cita para publicar un informe sobre los avances para la creación de un fondo de 100.000 millones de dólares para combatir los impactos del calentamiento global.

Otro tema de conversación será el nuevo plan de la OCDE para acabar con la evasión de impuestos en todo el mundo. Los ministros de Finanzas del G20 deben dar luz verde al plan en Lima y dárselo a sus jefes para su aprobación final, que se espera en noviembre en una cumbre del G20 en Turquía.

AFP