Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El diputado hongkonés hostil a China Nathan Law, tras ser descalificado del Parlamento, el 14 de julio de 2017, por un veredicto judicial que invalida su juramento

(afp_tickers)

La justicia de Hong Kong descalificó este viernes a cuatro diputados prodemocracia del Parlamento de la excolonia británica, lo que podría reforzar los temores respecto al control de Pekín sobre el pequeño territorio.

Esta decisión, que llega seis meses después de que se descalificara a otros dos diputados, tiene una gran importancia política, pues supone que la bancada prodemocracia pierde su minoría de bloqueo en el Consejo Legislativo (LegCo), que queda más alineado con Pekín.

Entre los cuatro descalificados destaca Nathan Law, de 24 años, una destacada figura de las grandes manifestaciones en defensa de la democracia que tuvieron lugar en el otoño boreal de 2014.

El Ejecutivo hongkonés -cercano a Pekín- había pedido a la Alta Corte del territorio que descalificara a esos cuatro diputados porque cambiaron su discurso de juramentación para manifestar su hostilidad respecto a la influencia de China.

La Asamblea Nacional Popular china, en una interpretación excepcional de la Ley Fundamental, la pequeña constitución de Hong Kong, reafirmó en otoño que las juramentaciones debían hacerse de forma "sincera y solemne".

Este viernes, la Alta Corte consideró que esta interpretación se imponía a todas las jurisdicciones hongkonesas.

"La palabra 'solemne' conlleva un significado entendido por todos, el de digno y formal", dice la decisión judicial.

Nathan Law, que era el más joven de los diputados, pronunció un discurso apasionado antes de jurar su cargo, en el que citó entre otros a Gandhi.

"Pueden encadenarme, pueden torturarme, pueden incluso destruir este cuerpo. Pero nunca podrán encarcelar mi alma", dijo, usando una entonación que hizo que su discurso de juramentación sonara como una interrogación.

La Alta Corte estimó que Law "había expresado objetivamente una duda o su falta de respeto respecto al estatuto de la República Popular de China en tanto que potencia soberana en Hong Kong".

AFP