Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El gobernador del estado de Nueva York, Andrew M. Cuomo, en una rueda de prensa antes de llevar a la prensa en una gira por el metro de Nueva York, el 19 de junio de 2017, para mostrar una expansión de la Penn Station.

(afp_tickers)

Treinta personas sufrieron lesiones leves el martes en el metro de Nueva York luego de que uno de los trenes descarrilara en la estación de Harlem, informaron los bomberos.

El accidente, que tuvo lugar a mitad de la mañana en la línea A, provocó que varios cientos de personas se quedaran encerradas en los trenes durante más de una hora entre las estaciones de las calles 135 y 125, relató a la AFP un vocero de la brigada contra incendios.

"Treinta y seis personas debieron ser transportadas a hospitales de los alrededores, todos con lesiones leves", dijo. "Tomó entre una hora y una hora y media que todas las personas pudieran salir a la superficie".

La causa del accidente, que seguía causando problemas con el tráfico incluso al final de la jornada laboral, no fue dada a conocer. "Se está investigando", afirmó la compañía MTA, que maneja el transporte público en Nueva York.

Según el nuevo presidente de MTA, Joseph Lhota, citado por el canal New York 1, el descarrilamiento puede haber estado precedido por la activación de los frenos de emergencia del tren por motivos que aún no están claros.

Mucha gente entró en pánico cuando los túneles se llenaron de humo. Esto se debió, según Lhota, a que algunos desperdicios que estaban en las vías se prendieron fuego en el incidente.

Todo esto seguramente avivará la controversia sobre el estado del metro de Nueva York, que contabiliza más de 5.6 millones de viajes diarios, y la necesidad de una renovación.

AFP