Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El ministro de Finanzas brasileño, Henrique Meireilles, habla durante un acto público el pasado 26 de junio en el palacio de Planalto, en Brasilia

(afp_tickers)

El índice de desempleo en Brasil bajó en mayo a 13,3%, frente a 13,6% en abril, cuando había retrocedido por primera vez desde 2014, informó este viernes el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

El nuevo reflujo sorprendió a los analistas y fue "una caída mayor de la esperada" por 35 de los 36 economistas consultados por la agencia financiera Bloomberg.

El número de desocupados también retrocedió y dejó la barrera de 14 millones de abril para pasar a 13,8 millones en mayo.

En mayo de 2016, el desempleo afectaba a 11,2% de la población activa.

Brasil está emergiendo de la peor recesión de su historia, tras haber registrado un retroceso del PIB de 3,8% en 2015 y de 3,6% en 2016.

Los datos dan un leve aliento al presidente conservador Michel Temer, acorralado desde hace un mes y medio por acusaciones de corrupción.

Llegan además en un día de movilización sindical contra las medidas promercado que impulsa su gobierno, como la flexibilización de la legislación laboral y la reforma del régimen de jubilaciones.

Pero según el analista André Perfeito, de Gradual Investimentos, no puede hablarse aún de una "tendencia" dado que los datos sobre la actividad económica "no son satisfactorios".

"El mercado de trabajo da algún aliento (...) pero aún es tímido", afirmó.

En diciembre de 2013, el índice de desempleo en Brasil se situaba en 6,2% y, desde entonces, solo subió o permaneció sin cambios, excepto en noviembre de 2014, cuando retrocedió de 6,6% a 6,5%.

AFP