AFP internacional

Dos trabajadores retiran una tienda de campaña tras la evacuación de alrededor de un millar de migrantes de un campamento no autorizado en el norte de París, el 9 de mayo de 2017

(afp_tickers)

Unos 1.600 migrantes instalados en un campamento no autorizado en el norte de París fueron evacuados este martes por la policía en una gran operación lanzada al alba, informaron las autoridades.

Los migrantes, entre ellos muchos afganos y sudaneses, instalados desde hace semanas debajo de un cruce de autopistas, vivían en malas condiciones sanitarias y de seguridad.

Los "campamentos ilícitos" presentaban "riesgos importantes para la seguridad y la salud de los ocupantes y de los vecinos", explicaron las autoridades en un comunicado.

El campamento se había formado no muy lejos del centro humanitario de La Chapelle, principal dispositivo de tránsito para los migrantes en Francia desde la destrucción del campamento de Grande-Synthe, en el norte del país.

En total "1.609 personas, de las cuales 75 son vulnerables" (mujeres y menores aislados) fueron trasladadas a sitios de acogida, anunciaron las autoridades al terminar la mañana.

Hacia las 05h30 (03h30 GMT) una multitud de hombres se reagrupó en un terraplén en el que dormían los sudaneses. "El Gobierno nos llevará a casas. No sé dónde, pero está bien", declaró Said, que dijo que dormía a la intemperie desde hacía un mes. "Algunos están fuera desde hace tres meses o más", añadió.

"Todas las personas serán alojadas en centros" de la región parisina, explicó la ministra de Vivienda, Emmanuelle Cosse, a la AFP.

La operación necesitó 350 policías y un centenar de funcionarios de la ciudad de París y de organizaciones humanitarias, según las autoridades.

El campamento ya había sido evacuado el 9 de marzo, cuando dormían allí unas 200 personas. Los migrantes fueron entonces instalados provisionalmente en la entrada del centro humanitario, en un clima de tensiones comunitarias.

El centro humanitario de La Chapelle abrió en noviembre para los migrantes recién llegados a París y evitar así que se reconstruyan campamentos insalubres en las calles de la capital.

Unas 10.000 personas fueron alojadas desde su apertura, según la ministra. Pero con una capacidad de 400 camas, el centro está saturado a pesar de la rápida rotación (menos de 10 días de estadía).

AFP

 AFP internacional