El presidente estadounidense, Donald Trump, bajo amenaza de juicio político por presionar a Ucrania para que investigue a su potencial rival en las elecciones de 2020, Joe Biden, pidió públicamente el jueves a China que haga lo mismo.

Trump, que se arriesga a ser destituido por buscar ayuda extranjera contra adversarios políticos, algo ilegal en Estados Unidos, afirmó que Pekín también debería examinar por corrupción a Biden, exvicepresidente del gobierno de Barack Obama, así como a su hijo Hunter.

"China debería comenzar una investigación sobre los Biden porque lo que sucedió en China es casi tan malo como lo que sucedió con Ucrania", dijo a periodistas.

Trump enfrenta un posible juicio político por solicitarle a su homólogo ucraniano, Volodimir Zelenski, que lo ayude a recopilar información incriminatoria sobre Biden, el candidato demócrata mejor posicionado para disputarle la reelección el año próximo.

El jueves, Trump no sólo consideró "absolutamente perfecta" la controvertida llamada telefónica del 25 de julio en la que hizo ese planteo a Zelenski, sino que afirmó que "ciertamente" podría pedirle algo similar al líder chino Xi Jinping.

"Nadie tiene ninguna duda" de las actividades "deshonestas" de los Biden, afirmó el mandatario.

Hunter Biden integró el directorio de una empresa de gas ucraniano e invirtió en China cuando su padre era vicepresidente.

Según Trump y su abogado personal, Rudy Giuliani, Hunter Biden aprovechó el cargo de su padre para ganar "millones", mientras Joe Biden buscó la destitución del fiscal general de Ucrania para proteger a su hijo.

Como vicepresidente, Biden sí pidió en 2015 la destitución del fiscal general de Ucrania, pero, según los demócratas, lo hizo en el marco de una iniciativa internacional contra la corrupción porque se sospechaba que el funcionario obstaculizaba reformas.

"Señor presidente, no puede extorsionar a gobiernos extranjeros para que lo ayuden a ganar la reelección. Es un abuso de poder. Viola su juramento en el cargo. Y pone en peligro nuestra seguridad nacional", afirmó el propio Biden en Twitter.

La campaña de Biden calificó los comentarios de Trump de "teorías conspirativas" ya desmentidas, pero su arremetida parece dar frutos: según una encuesta de USA Today, el 41% de los estadounidenses quiere saber más sobre los lazos de Biden con Ucrania.

- El Pentágono colaborará -

Los procedimientos de juicio político, que tienen pocas chances de terminar en la destitución de Trump dada la mayoría republicana en el Senado, fueron iniciados por la oposición demócrata que controla la Cámara baja luego de que un denunciante anónimo hiciera pública la semana pasada la conversación de Trump con Zelenski.

En el marco de esa investigación, este jueves fue convocado a la Cámara de Representantes Kurt Volker, que hasta su renuncia el viernes pasado era el enviado especial de Estados Unidos para Ucrania.

Según el informante, Volker fue a Kiev el día después de la llamada entre Trump y Zelenski para aconsejar a las autoridades ucranianas sobre cómo "manejar" los pedidos del presidente estadounidense.

Los republicanos que participaron en la audiencia dijeron que Volker no sustentó las acusaciones de que Trump retuvo cientos de millones de dólares en ayuda militar a Ucrania para obligar a Zelenski a abrir una investigación sobre los Biden, como se alegó en la denuncia.

"Está claro como el agua (...) que cualquier acusación de que el presidente Trump estaba tratando de hacer que el presidente Zelenski incriminara a los Biden simplemente no es verdad", dijo el congresista Lee Zeldin.

El legislador demócrata Adam Schiff, que supervisa la investigación de juicio político, se negó a comentar sobre el testimonio de Volker, pero cuestionó severamente a Trump por alentar a una nación extranjera "a interferir nuevamente" en una elección.

"Alguien debería informar al presidente que los delitos pasibles de juicio político cometidos en la televisión nacional aún cuentan", tuiteó Hillary Clinton, la demócrata derrotada por Trump en 2016, sobre el llamado de Trump a Pekín.

La presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, rechazó en tanto un llamado republicano para detener la pesquisa.

Funcionarios del Pentágono dijeron por su parte que cooperarían y presentarían documentos sobre la ayuda militar a Ucrania, mientras el Departamento de Estado informó oficialmente al Congreso de la intención del gobierno de proceder con la venta a Kiev de 150 misiles Javelin por 39,2 millones de dólares, mencionada durante la llamada entre Trump y Zelenski.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes