Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Imagen de la pantalla del IBEX en la Bolsa y mercados españoles, en Madrid, el 24 de junio de 2016

(afp_tickers)

Wall Street cerró el martes con un abrupto rebote, recuperándose después de un lunes negro que generó un efecto dominó en la mayoría de los mercados bursátiles de Asia y Europa.

Después de un día particularmente volátil, el índice estrella de la Bolsa de Valores de Nueva York, el Dow Jones, avanzó 2,33%, recuperando parte de la caída del lunes, mientras el Nasdaq subió 2,13% y el índice ampliado S&P 500 aumentó 1,74%.

"Acabamos de presenciar la corrección que habíamos estado esperando durante algún tiempo" en vista del aumento en los índices en los últimos meses, pero "la economía sigue sólida, no hay riesgo de recesión en el horizonte", dijo Bill Lynch, de Hinsdale Associates.

La volatilidad volvió a ser protagonista el martes, pues al inicio del día y en menos de media hora el Dow Jones pasó de -2,3% a +1,5%, antes de vacilar entre pérdidas y ganancias durante todo el día.

Pero los índices finalmente terminaron en fuerte aumento después de la peor sesión en más de seis años para el Dow Jones y el S&P 500.

Estas caídas habían precipitado a las bolsas europeas, que registraron un retroceso el martes. La bolsa de París perdió 2,35%, la de Londres 2,64%, la de Fráncfort 2,32% y la de Ámsterdam 3,04%. En Madrid, el IBEX 35 cedió 2,53%.

"Los inversores no han visto tales caídas en años", dijo Jean-Louis Mourier, economista de Aurel BGC.

- Informe de empleo -

Para la mayoría de los expertos, la buena salud económica actual y los buenos resultados de las empresas, especialmente las estadounidenses, no justifican un declive prolongado.

"Objetivamente, no se cumplen las condiciones para tener un colapso real", dijo Vincent Juvyns, de JPMorgan AM.

"A nivel económico, nada ha cambiado. Por el contrario, los últimos indicadores solo confirman que la economía mundial sigue siendo robusta", agregó.

Después de muchos índices récord en Wall Street, las dudas aparecieron el viernes en el mercado después de un informe mensual de empleo.

Pese a que el reporte contiene una buena noticia para la economía estadounidense con el aumento significativo de los salarios en enero, tuvo un efecto devastador en los mercados al despertar temores a un aumento de la inflación y de los tipos de interés más rápido de lo previsto en Estados Unidos.

A raíz de la publicación de ese informe, el rendimiento de los bonos del Tesoro se disparó y Wall Street se desplomó.

El lunes, las pérdidas aumentaron y el índice Dow Jones cedió cerca de 1.600 puntos, antes de recuperarse parcialmente y cerrar con una caída del 4,60%.

Siguiendo los pasos de Wall Street, también las principales bolsas asiáticas cayeron el martes. En Tokio, el índice Nikkei 225 de los principales valores cedió 4,73%, un hecho inédito desde la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, que provocó breves sobresaltos en los mercados. Hong Kong perdió más de 5% y Shanghai más de 3%.

"Los inversores están convencidos de que regresa la inflación y que los tipos de interés subirán más de lo que se había anticipado", explicó Stephen Innes, responsable de las transacciones Asia-Pacífico en Oanda.

En el mercado de obligaciones, las tasas de endeudamiento de los Estados Unidos se mantuvieron bajo presión. El rendimiento a 10 años alcanzó 2,802% contra 2,706% el lunes al cierre.

- "Corrección sana" -

En tanto, el mercado europeo cumplía el martes el papel de refugio. Al cierre, las tasas a 10 años del Bund alemán, referencia en el mercado, retrocedían a 0,692%, contra 0,736% la víspera.

El yen y el oro, preciados en tiempos de incertidumbre, inicialmente se fortalecieron antes de estabilizarse.

A pesar de estas caídas impresionantes, los observadores se mostraban serenos. "Creemos que es una corrección sana y al mismo tiempo efímera", señaló Peter Garnry, analista de Saxo Bank.

"Es una corrección poderosa que puede no haber terminado, pero no es una inversión de la tendencia en Europa", dijo Alexandre Baradez, analista de IG France.

En el fondo, la contundencia de la corrección es proporcional al aumento registrado por los índices estadounidenses en enero.

"El Nasdaq subió casi 10% en solo un mes. Fue un aumento espectacular, después de un 2017 ya espectacular", dijo Baradez.

Para él y para muchos analistas, este movimiento de corrección, aunque abrupto, es saludable: "Esto evita el riesgo potencial de tener una burbuja".

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes










AFP