Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un coche dañado en el cuartel militar de la ciudad belga de Flawinne después de que un coche embistiera el portón el 26 de octubre de 2015

(afp_tickers)

Un hombre sospechoso de haber embestido su vehículo contra el portón de un cuartel militar en la periferia de Namur (centro de Bélgica), donde se registraron disparos, fue detenido, indicó el fiscal Vincent Macq en una rueda de prensa, según la agencia Belga.

El conductor, según la fiscalía, lanzó este lunes por la mañana un vehículo que conducía "contra el portón de entrada del cuartel militar de Flawinne", sin lograr ingresar.

Según la fiscalía, luego hubo disparos. El sospechoso, que se dio a la fuga a pie, tras abandonar el vehículo no lejos del cuartel, "fue identificado y se le buscaba activamente", había indicado la fiscalía poco antes.

Después del incidentes, la policía estableció un perímetro de seguridad alrededor del cuartel y un helicóptero comenzó a sobrevolar la zona, indicó un peridista de la AFP presente en el lugar.

El portavoz del ministerio de Defensa belga, Tony Langone, precisó a la agencia Belga que los militares "actuaron para proteger el cuartel".

El vehículo fue hallado en un descampado cerca del cuartel. Varios vehículos de intervención especial llegaron al lugar, así como una camioneta de los servicios de desminado, constató la AFP.

La seguridad en varias instalaciones oficiales de la zona fue reforzada, según la prensa.

El segundo batallón de comandos belgas, con 650 militares, está destacado en la guarnición militar de Flawinne. Sus efectivos participan en misiones de mantenimiento de la paz y de la OTAN.

El incidente rememora los recientes ataques en Bélgica que obligaron a reforzar la seguridad, con un despliegue militar, de numerosas instituciones públicas en el reino.

En mayo de 2014, un ataque contra el Museo Judío de Bruselas terminó con la vida de cuatro personas. En enero de este, año la fuerzas de seguridad mataron a dos sospechosos en una redada en Verviers, en el este de Bélgica, que planeaban ataques inminentes, según las autoridades.

AFP