Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

François Thierry, exjefe de la Oficina Central para la Represión del Trágico Ilícito de Estupefacientes (OCRTIS), presenta 2,5 toneladas de cannabis incautadas, el 14 de diciembre de 2012 en Nanterre

(afp_tickers)

El exjefe de la lucha contra la droga en Francia fue detenido este miércoles para una indagatoria en el marco de una investigación por las prácticas turbias de su departamento en la lucha contra los tráficos.

La convocatoria de François Thierry, exjefe de la Oficina Central para la Represión del Trágico Ilícito de Estupefacientes (OCRTIS), interrogado por la "policía de la policía", se inscribe en el caso de tráfico de estupefacientes instruido por jueces de instrucción parisinos desde el verano (boreal) de 2013.

Los investigadores se interrogan sobre las prácticas de la oficina de lucha contra el tráfico de drogas y sus vínculos con informantes, controvertidos pero esenciales actores en las investigaciones, según una fuente policial.

Esta problemática está en el centro de al menos otras dos investigaciones judiciales en París.

Una de ellas comenzó con la incautación récord de siete toneladas de cannabis, descubiertas por la aduana en camionetas estacionadas en París el 17 de octubre de 2015.

La operación, que en la época recibió la felicitación del presidente François Hollande, quedó rápidamente repleta de sospechas debido al papel turbio atribuido a un importante informante de la oficina, Sofiane Hambli.

Más allá de las preguntas sobre los métodos utilizados con los informantes, el caso destapó una rivalidad entre la aduana y la policía.

"La aduana estaba al tanto desde hace varias semanas de esta entrega y sabían perfectamente que se trataba de una operación entre España y Francia vigilada por la OCRTIS", dijo el abogado de Hambli, Joseh Cohen-Sabban.

Según el periódico Libération, la OCRTIS actuaba en el marco de una operación de infiltración secreta destinada a desmantelar, con la ayuda de Hambli, las redes de traficantes, en particular la del mayor importador francés de cannabis de Marruecos.

Al amparo de esta operación, la OCRTIS supervisó directamente la importación de al menos 15 toneladas de cannabis que fueron incautadas, según una fuente cercana a la investigación.

Los investigadores intentan saber si hubo más droga importada en el marco de las operaciones de la OCRTIS. El diario Libération evocó la importación de al menos 40 toneladas.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP