Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El líder de la oposición de Camboya, Kem Sokha (i), escoltado por la policía tras ser detenido el 3 de septiembre de 2017 en su casa en Phnom Penh

(afp_tickers)

Acusado de traición, el líder de la oposición camboyana, Kem Sokha, fue detenido este domingo, anunció el gobierno del primer ministro Hun Sen, que ha aumentado los juicios contra sus opositores antes de las elecciones de 2018.

La detención provisional de Kem Sokha, durante la noche, hizo aumentar la tensión en ese país del sureste asiático en el que la oposición, las ONG y la prensa llevan meses siendo víctimas de acosos y amenazas.

A sus 65 años, Hun Sen, que dirige Camboya desde hace 32, está determinado a seguir en el poder, pese a la popularidad creciente del principal partido de la oposición, el Cambodge National Rescue Party (CNRP), al parecer impulsado por el descontento de la población a causa de la corrupción y las desigualdades.

El comunicado del gobierno, publicado durante la noche, menciona una "conspiración secreta entre Kem Sokha, su grupo y extranjeros, perjudicando a Camboya".

"Esta conspiración secreta es un acto de traición", agregó el gobierno sin aportar más detalles sobre el presunto delito.

En Twitter, la hija de Kem Sokha, Kem Monovithya, describió la llegada repentina, en plena noche, de "entre 100 y 200 policías sin orden" de allanamiento, que "registraron y saquearon el domicilio" de su padre.

Con 64 años, Kem Sokha es el jefe del principal partido de la oposición, cuyo otro dirigente está exiliado en Francia para escapar a varias condenas.

Su formación progresó notablemente en las elecciones municipales de junio, lo que preocupó al hombre fuerte del país, que está en el poder desde la caída de los Jemeres Rojos.

- Cierre forzado de un diario opositor -

Excombatiente jemer rojo y primer ministro desde 1985, Hun Sen suele proferir amenazas.

Recientemente advirtió de que habría una "guerra civil" si su formación, el Partido del Pueblo Camboyano (CPP), perdía el poder en las próximas elecciones.

En los últimos meses, Hun Sen también ha multiplicado sus ataques contra la prensa, hasta el punto de que este domingo el diario Cambodia Daily -conocido por sus investigaciones sobre el nepotismo del régimen- anunció que la del lunes sería su última edición, al no poder hacer frente al pago de 6,3 millones de dólares que le reclama el gobierno, repentinamente, en concepto de impuestos en mora.

Por su parte, el CNRP dijo que el arresto estaba "motivado políticamente" y que era ilegal, pues Kem Sokha goza de inmunidad parlamentaria por ser diputado.

El arresto se produjo horas después de que el sitio Fresh News, favorable al gobierno, publicara un artículo en el que acusaba a Kem Sokha de haber hablado sobre el derrocamiento de Hun Sen con el apoyo de Estados Unidos.

Sin embargo, el texto se basaba en un discurso pronunciado en 2013 en Australia sobre su labor en la oposición, en el que afirmó que Washington le "asesoraba para cambiar la dictadura en Camboya".

En 2016, Kem Sokha, expresidente del Centro Camboyano para los Derechos Humanos, se encerró durante más de seis meses en la sede de su partido para protestar contra los procesos judiciales.

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

AFP