Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El autobús del Borussia Dortmund, en el lugar donde fue alcanzado por la explosión cuando se dirigía al estadio para jugar contra el Mónaco, en la tarde del martes 11 de abril en Dortmund, al oeste de Alemania

(afp_tickers)

La policía alemana detuvo este miércoles a un hombre relacionado con el islamismo en el marco de la investigación sobre el atentado contra el autobús del equipo de fútbol de Dortmund, indicó la fiscalía federal, un acto que las autoridades consideran "terrorista".

Alemania reforzó además considerablemente las medidas de seguridad para los dos partidos de Liga de Campeones que tuiveron lugar este miércoles en el país.

El primero fue el Borussia Dortmund-Mónaco, que se jugó el miércoles por la tarde tras haber sido aplazado por el ataque y que se saldó con una victoria del Mónaco (2-3). El segundo se celebró en Múnich, donde el Bayern recibió en su campo al Real Madrid, que ganó a los locales (1-2).

Según la fiscal antiterrorista de Karlsruhe la investigación se concentra en dos sospechosos, de los que uno fue detenido. "Los apartamentos de los dos sospechosos fueron registrados", añadió la fiscalía, hablando de motivos posiblemente "terroristas".

El Stadt Anzeiger de Colonia, un diario de la región de Dortmund, en el oeste del país, asegura que los dos sospechosos son un iraquí de 25 años, residente en Wuppertal, y un alemán de 28 años, de Fröndenberg.

"Teniendo en cuenta el modus operandi podemos considerar que se trata de un ataque de carácter terrorista", dijo a la prensa una representante de la fiscalía antiterrorista, Frauke Köhler.

El ministro de Interior del estado de Renania del Norte-Westfalia, Ralf Jaeger, donde se encuentra la ciudad de Dortmund, fue más prudente y explicó que la policía investiga "en todas direcciones".

Según éste, la carta de reivindicación encontrada en el lugar del ataque y que menciona al grupo Estado Islámico (EI) "podría ser auténtica o un intento de crear pistas falsas".

Por su parte, el ministro de Interior alemán, Thomas de Maizière, asistió al encuentro y subrayó que Alemania "no dejará que unos criminales le roben su fascinación (por el fútbol)".

El defensa español del Dortmund que resultó herido, Marc Bartra, fue operado de la muñeca con éxito. "¡Hola a todos! Como veis ya estoy mucho mejor, muchas gracias a todo el mundo por los mensajes de apoyo", escribió en su cuenta de Instagram.

El martes hacia las 19h15 locales estallaron tres explosivos al paso del autobús que llevaba a los jugadores del Dortmund al estadio de la ciudad para disputar un partido de cuartos de final de la Liga de Campeones contra el Mónaco.

Las explosiones rompieron las ventanillas traseras del vehículo y los cristales hirieron al defensa español Marc Bartra, que se fracturó una muñeca y fue operado con éxito durante la noche.

Según la agencia DPA, la carta encontrada en el lugar está escrita "en nombre de Alá", y cita a Angela Merkel por la participación de Alemania an la lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

El texto pide la retirada de Siria de los aviones de combate alemanes Tornado y el cierre de la base militar estadounidense de Ramstein, en Alemania, desde donde despegan los drones militares hacia Siria.

La vigilancia de las fuerzas de seguridad ha sido reforzada desde hace meses y en particular desde diciembre, cuando un camión arrolló a la muchedumbre en un mercadillo navideño en Berlín, dejando 12 muertos y varios heridos.

- Protección para el Real Madrid -

Tras el choque del ataque, el Borussia Dortmund recibió numerosos apoyos del mundo del fútbol y este miércoles volvió a entrenarse.

El presidente del club, Hans-Joachim Watzke, también lanzó un mensaje de apoyo. "Acabo de llamar al equipo para que muestre a la sociedad que no cederemos ante el terrorismo", dijo en la red Twitter.

"Podemos imaginarnos cómo durmieron", aseguró por su parte Reinhard Rauball, miembro del consejo de administración. "Evidentemente se trata de una situación muy difícil, el equipo no la había vivido nunca. Pero, sin embargo creemos que el equipo dará lo mejor de sí mismo", añadió.

Aunque el número de policías en los estadios este miércoles era superior, el nivel de seguridad en Alemania ya estaba al máximo desde los atentados de 2016.

En Múnich, donde la la policía también se movilizó, unos treinta policías con chalecos antibalas patrullaban alrededor del hotel donde se alojan los jugadores del Real Madrid, según el periódico Bild. Además los autobuses de ambos equipos estaban aparcados en un lugar seguro.

La UEFA, organizadora de la Liga de Campeones, también anunció que está "reevaluando sus medidas de seguridad" para los partidos de este miércoles, y las reforzará "donde sea necesario".

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP