Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Manifestantes paquistaníes protestan en la ciudad de Quetta contra uno de los ataques suicidas ocurridos en Arabia Saudí, el 7 de julio de 2016

(afp_tickers)

El Ministerio saudí del Interior anunció este jueves la detención de 19 sospechosos, entre ellos 12 paquistaníes, por los atentados suicidas cometidos el lunes en el país, incluyendo el ataque sin precedente en la ciudad de Medina, segundo lugar santo del islam.

En un comunicado, el portavoz del Ministerio señaló que las autoridades habían identificado a los kamikazes de los atentados ocurridos el mismo día en Medina, junto a la Mezquita del Profeta, cerca de una mezquita chií en la ciudad de Catif, y un tercero frente al consulado estadounidense en la ciudad de Yedá, la capital económica del reino.

El atentado de Medina, que costó la vida a cuatro guardias de seguridad, despertó la indignación del mundo musulmán por estar dirigido contra un lugar sagrado en una ciudad santa para el islam.

Un saudí de 26 años, Naer Moslem Hamad al Balaui, con un "antecedente de consumo de droga", según el Ministerio fue identificado como autor del ataque de Medina que dejó cuatro agentes de seguridad muertos.

En un comunicado publicado por la agencia oficial SPA, el portavoz de Interior añadió que fueron identificados los kamikazes de los atentados en Medina y, el mismo día, cerca de una mezquita de Catif y en Yedá (oeste) no lejos del Consulado de Estados Unidos en la capital económica del reino.

El Ministerio añadió que el atentado de Catif fue cometido por tres "terroristas".

Uno de ellos, Abderrahman Saleh Mohamed al Amr, de 23 años, era conocido de los servicios de seguridad por haber sido detenido con anterioridad por participar en manifestaciones en la provincia Oriental, donde se concentra la minoría chií del reino, según el Ministerio.

Los otros dos coautores del atentado son jóvenes de 20 años, indicó el Ministerio, que revela sus identidades.

Interior anunció el lunes que descubrió restos humanos de tres personas en los lugares del atentado de Catif.

Los análisis de muestras recogidas en los lugares de los atentados de Medina y Catif mostraron "la presencia de nitroglicerina", una sustancia química muy explosiva y tóxica, "similar a la que dejó rastros en los lugares de la explosión de Yedá", indicó el portavoz ministerial.

Los ataques no han sido reivindicados, aunque las sospechas apuntan al grupo yihadista Estado Islámico (EI).

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP