Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una mujer sonríe ondeando una bandera turca cerca del puente Yavuz Sultan Selim, el 26 de agosto de 2016

(afp_tickers)

Un tribunal turco puso este sábado en prisión preventiva a tres ex altos diplomáticos turcos acusados de haber participado en el intento de golpe de Estado del 15 de julio, incluyendo a un exconsejero del expresidente Abdullah Gül, informó la agencia de prensa oficial.

Gurcan Balik, Ali Findik y Tuncay Babali están en detención preventiva a la espera de juicio.

Se sospecha que estos exdiplomáticos tienen vínculos con Fethullah Gülen, el expredicador exiliado en Estados Unidos acusado de haber organizado la intentona golpista, indicó la agencia progubernamental Anadolu.

Balik, una figura de primer plano, fue el consejero en política extranjera de Abdullah Gül, presidente de Turquía de 2007 a 2014, antes de ser remplazado por Recep Tayyip Erdogan.

Fue también consejero del ex primer ministro Ahmet Davutoglu cuando éste era ministro de Relaciones Exteriores.

Balik organizó en 2013 una controvertida reunión entre Davutoglu y Gülen cuando el ministro de Exteriores de ese entonces participaba en la Asamblea General de la ONU en Nueva York, según Anadolu.

Davutoglu confirmó en mayo de 2015 que se reunió en secreto con Gülen en su casa en Pensilvania, Estados Unidos, para convencerlo de que regrese a Turquía para aliviar las tensiones dentro de la administración.

Según él, tanto Gül como Erdogan, entonces primer ministro, estaban al corriente de su visita.

Babali, por su parte, se desempeñó como embajador en Canadá, mientras que Findik fue embajador en Costa Rica.

Tras el golpe de Estado fallido del 15 de julio, las autoridades turcas han lanzado una persecución implacable, sobre todo contra los partidarios de Fethullah Gülen.

El arresto de Balik es de importancia ya que se trata de una de las primeras implicaciones de una figura política vinculada con el partido gobernante - el AKP, islamo-conservador - en el intento de golpe de Estado.

Según Anadolu, el ministerio de Exteriores ha despedido a 88 personas tras la intentona golpista. En total, cerca de 70.000 funcionarios han sido despedidos, la mitad en el sector de la educación.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP