Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un hombre sostiene una foto de Alí Dawabsha el 31 de julio de 2015

(afp_tickers)

La policía israelí anunció este martes que detuvo a cuatro hombres sospechosos de haber celebrado con otros extremistas judíos la muerte de un bebé palestino, quemado vivo junto a sus padres en julio pasado en la Cisjordania ocupada.

Estos sospechosos aparecen en un video difundido el miércoles pasado por una cadena de televisión israelí, que muestra a jóvenes judíos ortodoxos bailando durante una fiesta de bodas, enarbolando armas de fuego y un cóctel Molotov en tanto iban pasando, y apuñalaban, una foto de Ali Dawabshé.

Este bebé de 18 meses murió junto a sus padres en el incendio criminal de su casa en la aldea de Duma, en la Cisjordania ocupada.

De toda la familia sólo sobrevivió otro niño de cuatro años, que resultó con quemaduras muy graves y continúa hospitalizado en Israel.

"Cuatro personas han sido detenidas hasta ahora" tras emprenderse una investigación la semana pasada, indicó a la AFP el portavoz de la policía, Micky Rosenfeld. "Mañana (miércoles) comparecerán ante un tribunal de Jerusalén", añadió.

La difusión de estas imágenes, capturadas en los sitios de información y en las redes sociales en internet causó conmoción y relanzó el debate sobre la violencia judía en Israel.

Estas "imágenes chocantes (...) muestran el verdadero rostro de un grupo que constituye un peligro para la sociedad israelí y para la seguridad de Israel", declaró entonces el primer ministro Benjamin Netanyahu.

Este incendio criminal en Duma marcó a los palestinos y es considerado uno de los desencadenantes de la actual ola de violencia en Israel y los Territorios palestinos.

AFP