Los bancos alemanes Deutsche Bank y Commerzbank confirmaron el domingo el inicio de conversaciones de cara a una posible fusión, después de meses de negociaciones preliminares.

"En vista de las oportunidades que se presentan, la dirección de Deutsche Bank decidió examinar las opciones estratégicas" que incluyen "conversaciones en curso con Commerzbank", indicó el Deutsche Bank en un comunicado. Este añadió que no hay "ninguna garantía de que se produzca una transacción".

Las conversaciones tendrán lugar "de cara a una posible fusión", indicó por su parte Commerzbank en un comunicado de una sola frase.

Deutsche Bank precisó que quería evaluar las opciones "para ver si estas reforzarán el crecimiento y la rentabilidad del banco".

El banco alemán atravesó momentos difíciles desde la crisis financiera y solo obtuvo un modesto beneficio neto el año pasado, tras tres años de enormes pérdidas en un contexto de ganancias en retroceso y de miles de millones de multas.

Commerzbank, por su parte, todavía está en manos del Estado alemán, hasta un 15%, después de que Berlín tuviera que intervenir tras la adquisición en 2009 de Dresdner Bank, y se encuentra parcialmente enfrentado a una reestructuración complicada.

El gobierno alemán alienta desde hace dos meses a los dos bancos de Fráncfort a explorar una posible fusión para crear un "campeón nacional" en el ámbito de los servicios financieros, para una mayor competitividad en el exterior.

Sin embargo, dos sindicatos alemanes rechazan categóricamente la idea.

El factor social del proyecto preocupa particularmente, con "al menos 10.000 empleos gravemente amenazados", según el poderoso sindicato de servicios Verdi, además de las miles de salidas ya anunciadas y en curso en cada uno de estos bancos.

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes