Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Carsten Kengeter, presidente del operador bursátil alemán Deutsche Börse, en una junta de accionistas el 17 de mayo de 2017 en la ciudad de Fráncfort

(afp_tickers)

El operador bursátil alemán Deutsche Börse anunció el miércoles que pagará a la justicia alemana una multa de 10,5 millones de euros para zanjar las diligencias abiertas contra su presidente, Carsten Kengeter, sospechoso de haber cometido un delito de información privilegiada.

El directorio y el consejo de vigilancia del operador de la bolsa se pusieron de acuerdo para proponer pagar la multa aplicada por el tribunal de Fráncfort, según un comunicado publicado el miércoles.

Deutsche Börse acepta pagar dos multas de 5.000 y 5.500 millones de euros por presunto delito de información privilegiada cometido por su presidente y de retención de información al público.

En diciembre de 2015, Carsten Kengeter había adquirido acciones de la empresa por más de 4,5 millones de euros, dos meses antes del anuncio oficial de un proyecto de fusión con la competencia londinense LSE, proyecto que luego fracasó.

Al dirigente de Deutsche Börse, un exbanquero de inversiones, se le acusa de haber discutido a partir del verano de 2015 el plan de fusión con la dirección de LSE y luego de haber comprado a fin de año, a sabiendas, el gran paquete de acciones.

Deutsche Börse siempre negó cualquier malversación cometida por su dirigente y reiteró el miércoles que "no comparte la opinión del fiscal general acerca de las acusaciones presentadas" contra Carsten Kengeter.

Pero aceptó luego pagar una multa "con el propósito de proteger los intereses superiores de la empresa", según el comunicado.

La empresa con sede en Eschborn, cerca de Fráncfort (oeste), espera que su decisión le permita dar vuelta la página en este asunto.

La palabra la tiene ahora el tribunal de Fráncfort, que se pronunciará acerca de la propuesta de Deutsche Börse y va a determinar también si el pago de la suma pone fin a las demandas penales contra el patrón de la empresa.

Por su parte, el Bafin, la autoridad alemana de los mercados y la autoridad de tutela de la bolsa, el ministerio de Economía del Estado federado de Hesse, deberán también dar su veredicto al término de una "investigación de fiabilidad" lanzada estos últimos meses sobre Carsten Kengeter.

Sólo una vez cumplidas esas etapas, el Consejo de vigilancia de la bolsa alemana podrá examinar la cuestión de la prórroga del cargo del directivo en la empresa, que expira el 31 de marzo de 2018, según el comunicado.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP